Denuncian familiares. El Covid-19 otro enemigo silencioso de los presos del Retén de Cabimas

 

En medio del hacinamiento, de los focos de contaminación por las bacterias que pululan entre las paredes del Centro de Arresto Preventivo de la COL, donde la Tuberculosis, la sarna, la escabiosas, y la desnutrición se ha hecho presente entre la población, ahora se asoma un nuevo enemigo como lo es el Covid-19.

Esa situación fue denunciada por los padres de un recluso  que también señalan que muchos de los privados de libertad presentan síntomas como fiebre, dolor en los pulmones y pérdida de apetito, los cuales se relacionan con la enfermedad  del Coronavirus.

Los familiares del reo marabino, de 28 años, denunciaron que ya no solo la tuberculosis reina en el recinto. “No se sabe lo que tiene mi hijo, si tuberculosis o Covid, porque él tiene que hacerse unos exámenes y el director de la policía del retén nos dijo que no lo pueden llevar al hospital porque tienen problemas para el traslado por la gasolina. Solo lo sacarán si está grave de muerte”, refirió el padre del detenido al diario Versión Final.

La madre del apresado, al igual que su esposo, pidieron  resguardar su identidad para proteger la integridad de su hijo. La familia reclama que dentro del recinto penitenciario no se cumplen las medidas sanitarias y que “los funcionarios dan mal trato, tanto a los presos como a los visitantes”.

A muchos lo han sacado de sus celdas y los tienen tirados en el patio como animales. Los sacan al estar enfermos porque según  ellos van a contaminar a los otro presos”, argumentó la mujer a Versión Final.

Los padres ratificaron que varios de los reos ya confirmaron que tienen coronavirus, aunque no especificaron cómo comprobaron que padecían la enfermedad. “Mientras que otros viven con incertidumbre por no saber si verdaderamente tienen el virus”, dijeron.

Según la madre del recluido, las patologías se presentan en todos los pabellones del retén, tres masculinos y uno femenino. Acotó que también permanecen las enfermedades recurrentes que agobian a presos venezolanos como son la tuberculosis y el VIH-Sida.

 “Envueltos en sábanas”

El padre del joven, recluido desde hace cinco años, nueve meses y 11 días, reveló que desde el inicio de la pandemia, cuando ha podido entrar al retén, ha visto cuerpos envueltos en sábanas en lugares comunes. Según los presos, son fallecidos a causas de enfermedades.

Hace como dos semanas vi a un joven envuelto en una sábana y pregunté: ‘¿a ese muchacho qué le pasó?’, y me respondieron: ‘no, que se murió y lo tiraron ahí’. No hay médicos ni autoridades que ayuden a esas personas; mueren sin saber lo que tienen”, lamentó el hombre de 56 años.

Foro Penal alerto sobre la situación

El pasado 5 de agosto, José Meleán, coordinador del Foro Penal Zulia en la Costa Oriental del Lago, señaló que en las diferentes instituciones de seguridad de Estado como son las Policías Municipales, Cicpc, GNB, CONAS, PNB, CPBEZ, ubicadas en este  ámbito geográfico , existen calabozos donde permanecen detenidas las personas por diferentes delitos y las condiciones infrahumanas, como el hacinamiento, insalubridad, enfermedades de la piel, tuberculosis forman parte de los males de salud que padecen los privados de libertad, quienes no están exceptos de sufrir del Covid-19.

josé meleán

El abogado litigante  miembro del Foro Penal en la COL resaltó, que solamente basta con tener al primer contagiado para que esto se haga viral y las condiciones de sobrepoblación existente en estos calabozos juega a favor de una epidemia mayor, lo cual también se tiene que tomar en cuenta con los reclusos del Retén de Cabimas.

Ante esta situación y para poder mantener un control   sanitario de los que están sanos y de aquellos que pudieran estar contagiados es necesario que se les practique a esta población las pruebas de PCR para determinar su condición de salud, de resultar positivos es necesario aislarlo del resto de los presos sanos y así  evitar una contaminación masiva dentro de estos reclusorios.

El llamado por lo tanto es para las autoridades de salud municipal y regional, a los alcaldes de los siete municipios de la COL y al propio gobernador para que tome en cuenta esta situación, donde el control preventivo es esencial y no esperar a que ocurra el contagio generalizado, resaltó  Meleán.

Igualmente el citado  se extiende de los administradores de justicia en los Tribunales Penales para que otorguen medidas cautelares sustitutivas establecidas en el Artículo 242 del Código Orgánico Procesal y así evitar muertes masivas de imputados por la pandemia,  dijo José Meleán.

PEC/ VF

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s