A solo horas de reactivarla. Por fugas múltiples paralizaron nuevamente  la refinería El Palito 

 

La gasolina importada de Irán ya está prácticamente agotada y desde la semana pasada se han vuelto a observar largas colas para reponer tanques prácticamente en todo el país. Con la excusa de hacer respetar la cuarentena radical, varias gobernaciones han procedido a cerrar las estaciones de servicio durante esta semana

 

Trabajadores petroleros informaron a Argus Media que el centro de refinación en Puerto Cabello comenzó a producir 20.000 barriles de gasolina, pero en un intento de duplicar esa cantidad se averiaron las torres de craqueo y destilación El Palito.

Solo horas después de que se reportó la reactivación de las operaciones en la refinería de El Palito, en el estado Carabobo, debió ser paralizada el martes por fugas múltiples en las torres de craqueo catalítico y destilación.

El martes, Argus Media, agencia especializada en hidrocarburos, reportó que esa refinería había sido reactivada para la producción de 20.000 barriles diarios de gasolina, cifra considerablemente baja, en un centro petrolero con capacidad refinadora de 140.000 barriles por día.

Además, la demanda nacional de gasolina asciende a aproximadamente 110.000 barriles diarios, según información aportada por la experta Dolores Dobarro a El Nacional semanas atrás.

El actual precio del dólar sin las reconversiones monetarias es superior a los 22 billones de bolívares

“Estamos produciendo apenas 20.000 barriles de gasolina en El Palito, cuando esperábamos producir hasta 50.000 desde el comienzo de esta semana”, le dijo a Argus un gerente de Pdvsa.

Desmentido Lacava

Argus detalló que trabajadores del centro de refinación declararon que no eran ciertas algunas afirmaciones de Rafael Lacava, gobernador del régimen en Carabobo, quien aseguró que El Palito estaba produciendo 50.000 barriles diarios de combustible desde la semana pasada.

Paralizada de nuevo

El mismo martes en la noche se presentaron fugas múltiples en las torres de craqueo y destilación de el Palito, por lo cual debieron paralizarse las recién comenzadas operaciones.

El problema se presentó durante un intento de duplicar la producción, para alcanzar unos 40.000 barriles diarios. La información fue aportada por un alto funcionario del sindicato petrolero de la refinería a Argus Media.

“La torre de craqueo y destilación no pudo manejar la creciente presión y los volúmenes de procesamiento y se produjeron varias fugas, lo que obligó a los operadores a ejecutar protocolos de cierre de emergencia”, dijo el funcionario.

Agregó que se están efectuando labores de inspección para determinar las reparaciones necesarias. No obstante, no saben cuánto tiempo demorarán los trabajos.

EN

Deja un comentario