Suramérica y Nepal reportan invasión de langostas del desierto

Además de la pandemia por el coronavirus, en países como Nepal, Argentina, Paraguay y Brasil ahora se suma una nueva preocupación: la invasión de una plaga de langostas que amenaza la salud alimentaria de los pobladores de estos países.

En Suramérica, Argentina registró el ingreso de estos insectos invasores desde Paraguay a la provincia Formosa, al noreste del país, instalándose definitivamente en territorio argentino, según la representación de la Agencia de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en el país sudamericano.

La plaga ha ido avanzando desde Formosa hacia las provincias de Chaco y Santa Fe, impulsadas por el viento procedente del norte y se ha asentado temporaneamente en la provincia de Corrientes desde el pasado viernes.

Además, de acuerdo con las autoridades argentinas reportaron avistamientos de langostas del desierto en la región de Santa Fe, a 250 kilómetros de la frontera con Brasil.

“Con respecto a esta ola de langostas que puede llegar a Brasil en los próximos días y horas, el método de prevención más importante en este momento es un plan para monitorear cómo se mueven las langostas en tiempo real junto con las autoridades de Argentina y Uruguay”, explicó el experto del FAO, Fernando Rati.  

Por su parte, la información sobre la invasión de estos insectos en Nepal fue confirmada por el portavoz del Ministerio de Agricultura, Hari Bahadur KC, quien aseguró avistamientos de grandes cantidades de langostas en las llanuras del sur de Nepal, en los distritos de Bara, Sarlahi, Parsa y Rupandehi

Una plaga de langostas común puede alcanzar un tamaño de entre un kilómetro y cuatro kilómetros cuadrados durante el día.

La magnitud de esta plaga aún es desconocida, pero las autoridades del país informaron que las langostas llegaron a Nepal por el movimiento de oeste a norte de los vientos los últimos dos días.

Además, según la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación advierte de que un adulto de langosta puede consumir su propio peso al día, unos dos gramos, por lo que una nube con 40 millones de insectos consumen lo mismo que 35.000 personas.

En Nepal, 1996 fue la fecha en la que ocurrió la última invasión de estos insectos, los cuales destruyeron cerca de 80% de los cultivos en Chitwan, en el sur del país.

A pesar de esto, el coordinador de prevención contra langostas, Sahadev Humagain, informó que «Las langostas que se encuentran en la región de Tarai (sur) son langostas rosadas inmaduras y no langostas amarillas maduras. La langosta madura causa daños generalizados a los cultivos».

Además, añadió Humagain, al cubrir largas distancias durante el día impulsadas por los vientos del oeste, se espera que las langostas no permanezcan demasiado tiempo en Nepal.

Durante los últimos meses, la plaga de langostas ha afectado también de manera severa a Pakistán y a la India, donde este sábado en la mañana se pudo avistar la nube de insectos en lugares como Gurugram, una ciudad satélite de Nueva Delhi e importante centro de negocios.

EFE/Infobae

Deja un comentario