En tres meses. 20% de las pymes del mundo podrían quebrar

La pandemia del coronavirus (COVID-19) ha causado problemas internacionales en diversos ámbitos como el social y de salud. En el sector económico, se estima que un 20% de las pequeñas y medianas empresas (pymes) del mundo podrían declararse en quiebra en cuestión de tres meses, de acuerdo con un sondeo realizado por el Centro Internacional de Comercio.

Esto se debe a que un 55% de las pymes de todo el mundo han asegurado al organismo que por las medidas para controlar la pandemia se han visto severamente afectados.

La situación es alarmante, y es que el papel de las pymes en la economía mundial es más que vital, “dado que emplean un 70% de la mano de obra global”, aseguró Dorothy Tembo, directora ejecutiva del Centro de Comercio Internacional

El 76% de las firmas hoteleras, el 66% de la industria no alimentaria, 65% de los comercios minorista y mayoristas y el 61% del sector transporte son los sectores que dijeron haberse visto más afectados, según el sondeo.

Al final, los estudios realizados indican que estos porcentajes negativos aumentan mientras más pequeña es la firma, ya que entre las grandes compañías es sólo del 40% mientras que en las microempresas aumenta hasta el 64%.

Los datos del organismo añaden pesimismo a un panorama económico sombrío en el que el Fondo Monetario Internacional prevé una caída global del PIB de hasta el 3%, mientras la OMC calcula que el comercio global caiga entre un 12% y un 32% y Naciones Unidas vaticina un descenso de la inversión foránea de hasta el 40%.

«Ya antes sabíamos que 2020 no iba a ser un año fácil, y nos hemos encontrado con una crisis sanitaria con muchas implicaciones no sólo en la salud, sino también en la economía», mencionó la directora Tembo.

Por el momento, las recomendaciones del Centro Internacional de Comercio son que las pymes se enfoquen en desarrollar sus ventas y estrategias en el ámbito digital, igualmente deberían aprovechar al máximo la pandemia para innovar sus productos —por ejemplo, el sector textil se centró en la producción de mascarillas sanitarias—.

Banca y Negocios

Deja un comentario