Guerra de Narcos. 12 muertos durante fin de semana en México

En México, entre el viernes y el domingo, ocurrieron una serie de crímenes que evidencian la elevada impunidad con la que operan las organizaciones criminales en México.

Al menos doce personas murieron durante un enfrentamiento entre bandas criminales cerca del municipio de Caborca, ubicado en el norteño estado de Sonora. Sobre las once de la noche del viernes, grupos de sicarios con armas de gran calibre convirtieron Caborca en una zona de guerra. El enfrentamiento derivó en el incendio de una gasolinera, casas y automóviles.

Los doce cuerpos aparecieron tirados en una cuneta el sábado por la mañana. En la zona, las autoridades encontraron dos camionetas blindadas y una ametralladora «Barret», un fusil de alta potencia que utiliza el ejército estadounidense. Sonora, donde ocurrieron los hechos, es el estado en el que en noviembre de 2019 miembros del crimen organizado asesinaron a seis niños y tres mujeres del clan LeBarón, una familia de mormones estadounidenses.

Mientras tanto, en Sinaloa se registraron disturbios en Celaya después de que la policía detuviera a 26 presuntos integrantes del Cártel de Santa Rosa de Lima. En respuesta a estas detenciones, los criminales quemaron negocios e incendiaron vehículos —incluidos camiones y autobuses— para tratar de bloquear las calles de Celaya, ciudad de unos 500.000 habitantes.

Para concluir este sangriento fin de semana, la fiscalía del Estado de Jalisco informó del hallazgo de tres fosas clandestinas donde había 75 bolsas con restos humanos. Las fosas fueron halladas entre el 12 y el 13 de junio en los alrededores de Guadalajara, en los municipios de Zapopan, Tlaquepaque y Tlajomulco de Zúñiga. Se desconoce el número de personas que podrían estar enterradas en esas fosas.

La desaparición forzada es una táctica que usan las bandas criminales para generar miedo entre la población. El gobierno admite unos 40.000 desaparecidos, pero la cifra real podría ser mucha más elevada porque los ciudadanos no suelen denunciar este crimen por miedo a represalias. Varias oenegés estiman que podría haber más de 300.000 desaparecidos por todo el país.

ABC

Deja un comentario