Redes sociales.  Exigen respeto a la dignidad humana y profesional del médico residente John Berrio

Con la etiqueta #JhonEsMédicoNoDelincuente a través de la diferentes redes sociales y plataformas digitales, médicos, pacientes familiares y amigos han levantado su voz para respaldar al médico Jhon Berrio, residente del segundo año de Postgrado del Hospital Coromoto en Maracaibo.

Jhon Berrío quedó privado de su libertad el pasado jueves 11 de junio, tras la denuncia formulada a la GNB  por una mujer  a quien el galeno le exigía la cantidad de 100 dólares con la finalidad realizarle una tomografía quística, que es un servicio gratuito”, según lo informado por voceros del Conas.

Sin embargo a través de las redes sociales un grupo de personas entre colegas de la medicina, familiares y amigos  piden que  se le respete la dignidad humana y profesional, por lo que solicitan a las autoridades competentes investiguen la verdad de los hechos. Así lo manifestó Adisón González, de profesión bionalista, a través de un video publicado en la cuenta de la Red Social en facebook AdisonGonzalez@Hotmail.com y Instagram en @gonzalezjosa13

“Exigimos respeto para el médico Jhon Berrio, a quien conozco en el ejercicio de su profesión y como persona. Doy fe de su compromiso ético y profesional. Por lo tanto, solicitamos se realice una investigación ajustada a derecho”, manifestó el bionalista.

Asimismo, Yenni Urbina, médico del Hospital Juan de Dios Martínez, en el estado Zulia, consideró de gran importancia el respaldo que la comunidad ha brindado a quien fue su compañero de trabajo, ya que ellos (los pacientes y la comunidad) son quienes validan la conducta del personal médico.

“Hemos sabido que más de 200 personas entre pacientes, vecinos y amigos han plasmado su firma para respaldar la buena conducta de colega Jhon Berrio. A pesar del confinamiento social por el COVID-19.

“Los médicos agradecemos ese noble gesto. Porque uno dedica su vida a brindar atención y salvar vidas, aún a riesgo de la vida propia. Prestamos un servicio sin ningún tipo de prejuicio, no preguntamos por las ideas políticas, sociales o económicas de nuestros pacientes. Solo salvamos vidas. Estas acciones de solidaridad nos gratifican”, mencionó la profesional de la medicina en ejercicio.

Urbina asegura que: “Quienes ejercemos la medicina en Venezuela, lo hacemos por vocación y convicción. Y ese es Jhon, un médico por vocación, no un delincuente”, nuevamente agradeció a la colectividad su muestra de apoyo y solidaridad, dijo.

“Sabemos que Johon es inocente de los delitos que le pretenden imputar. Nosotros como médicos nos sentimos afectados con este caso”.

Por su parte, Jenny del Carmen Ríos Balaán, paciente del Hospital Coromoto, en la modalidad de “Caso Social,” manifiesta haber conocido al galeno en el ejercicio de sus funciones, y asegura estar conmovida al ver el trato indigno y las calificaciones infundadas desde algunos medios de comunicación hacia el galeno.

Balaán refirió como fue su relación médico-paciente: “Conocí al doctor John hace casi un año, cuando tramitaba una operación. Puedo reafirmar la gentileza, la humildad y la solidaridad recibida con la atención que me brindó este médico. Al punto, que lo considero un amigo más”.

Por su parte,  Yorley Berrio familiar del médico residente pidió a los medios de comunicación, confirmar la veracidad de los hechos a través de una investigación periodística, considerar el testimonio de la víctima, de los testigos la acción policial, de los colegas compañeros de trabajo y familiares. Así como, el cumplimiento del debido proceso.

NAM

Deja un comentario