BARQUISIMETO. Hecho irregular se suscitó entre un médico y un GNB tras la muerte de un reo

Una caldeada situación se vivió en horas de la tarde de este domingo 7 de junio en el área de emergencias del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda de Barquisimeto cuando un privado de libertad había llegado presuntamente sin signos vitales y los oficiales acusaban al médico residente por negligencia médica.

Según el relato del presidente del Colegio de Médicos del estado Lara, René Rivas, hecho ocurrió aproximadamente a la 1 de la tarde cuando Ángel Gustavo Crespo Durán (25), privado de libertad en la comisaría de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) ubicada en Pata e’ Palo, llegó a la emergencia gravemente por una herida con un objeto punzo penetrante, trasladado a bordo de una camioneta Pick- Up Dodge Ram color verde, presuntamente un oficial de la Dirección de Inteligencia Penal (DIP), habría llegado alterado y sacó al médico residente Ángel Silva para que cargara al individuo desde la camioneta, sin embargo éste se negó debido a que éstas labores no le corresponden, así comenzando el alboroto.

Silva presuntamente salió obligado por el oficial de la DIP, donde evaluó a Crespo Durán, sin embargo se encontraba sin signos vitales. Al conocer el deceso del interno, el oficial esposó al médico residente alegando una supuesta negligencia médica.

Entre el personal de salud del hospital y las personas cercanas al hecho intentaron liberar al doctor, quien estuvo varios minutos esposado y tambaleando de un lado a otro con el escándalo, hasta que Silva pudo ser liberado.

Rivas rechaza estas acciones como “un acto de prepotencia, no puede ser posible que el cuerpo médico sea agredido, Silva fue sacado golpeado y esposado injustamente para ser detenido (…) Hago un llamado a la gobernadora Carmen Meléndez y al general de la Zodi José Santiago Moreno a que las autoridades deben respetar al personal de la salud y que mantenga los DDHH en cada una de las instalaciones de salud del estado”.

EI

Deja un comentario