Continúan protestas bajo el #blacklivesmatter. Autopsia confirma muerte de George Floyd por asfixia

La autopsia ordenada por la familia de George Floyd, el hombre afrodescendiente que murió hace una semana a manos de un policía blanco cuando era detenido en Mineápolis (Minesota, EE.UU.), confirma que falleció por «asfixia debido a una presión sostenida».

De acuerdo con ese informe médico, hubo una compresión del cuello y de la espalda que llevaron a una falta de riego sanguíneo al cerebro de Floyd, anunció el abogado de la familia de la víctima, Benjamin Crump, en una rueda de prensa.

Los forenses agregan en su informe que el peso sobre la espalda, las esposas y la postura fueron factores que contribuyeron porque paralizaron la capacidad del diafragma de Floyd de funcionar.

Los transeúntes que se encontraban en el lugar del suceso grabaron con las cámaras de sus móviles un vídeo en el que se ve al policía Derek Chauvin presionando el cuello de Floyd con una rodilla durante casi nueve minutos y las quejas de éste de que no podía respirar.

Los resultados de la autopsia ordenada por la familia difieren del informe sobre el examen médico preliminar que se hizo a Floyd y que se incluyó en la denuncia contra Chauvin, que fue detenido la semana pasada y acusado de asesinato en tercer grado y homicidio imprudente. Esa autopsia no encontró hallazgos físicos que apoyen el diagnóstico de una asfixia traumática o estrangulamiento.

Deja un comentario