Era del Táchira. Hallan decapitada a una venezolana en México

Desde la noche del 26 de mayo estaba desaparecida la joven venezolana Corina Vargas, quien trabajaba como conductora de la compañía Uber. “Cori” como le decían sus amigos y familiares, emigró desde el estado Táchira hasta Quintana Roo, en México, hace dos años.

Según se conoció, personas alertaron a las autoridades policiales sobre la presencia de dos bolsas negras con presuntos restos humanos en la Región 217 de Cancún. Además de ello había un cartel con mensajes de amenazas contra el secretario de seguridad pública y contra funcionarios del alto mando policial.

La hermana de la venezolana Corina Vargas también se encuentra en México y fue quien realizó las denuncias formales sobre la desaparición de la joven. 

Tras cuatro días de búsqueda, los funcionarios de Seguridad Pública la llamaron para avisarle que habían encontrado una cabeza de mujer, con ojos oscuros y cabello negro rizado, que coincidía con la descripción de Corina. La hermana, junto a una amiga, asistieron al centro forense y confirmaron que en efecto, la mujer decapitada era la tachirense que estaba desaparecida.

Corina Vargas nació en el estado Táchira. Estudió criminalistica, fue miembro del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), fue atleta y emigró para tener mejor calidad de vida y ayudar a su familia en Venezuela.

Hasta ahora se desconocen las razones de su asesinato así como quien o quienes lo perpetraron.

Deja un comentario