UNT Condenan detención de la doctora del Hospital de Cabimas

Este 26 de mayo fue detenida, por una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), la doctora residente del Hospital General de Cabimas, Andreina Urdaneta Martínez, acusada de “promoción e incitación al odio”, por reclamar que en estas instalaciones de salud en la Costa Oriental de Lago (COL), no cuentan con los insumos necesarios para atender a los pacientes que puedan llegar con Covid-19.

José Luis Alcalá Rhode, presidente de Un Nuevo Tiempo (UNT), en el estado Zulia, condenó la detención arbitraria en contra del galeno de Cabimas, quien levantó ante las autoridades de este centro hospitalario la queja y estos arremetieron en su contra.

“Se pudo conocer de manera extraoficial que la doctora Urdaneta se quejó por medio de un chat de Whatsapp de su trabajo sobre las condiciones en las que laboran y de ahí fue sustraída su queja para levantar la denuncia ante los cuerpos de seguridad para posteriormente ser detenida”, acotó.

“Condenamos la detención arbitraria de la doctora Andreina Urdaneta, quien al igual que centenares de médicos en nuestra región exigen la dotación necesaria de bioseguridad para atender a los posibles casos de Covid-19 y evitar el contagio. Ningún médico puede quejarse porque automáticamente le abren un expediente en su contra”, manifestó.

José Luis Alcalá Rhode, presidente de UNT Zulia, recordó que recientemente un personero del alto mando del gobierno regional levantó una amenaza en contra de la presidenta del Colegio de Enfermeras en la región por quejarse por las malas condiciones en las que laboran el personal de salud en la entidad.

“Ahí tenemos la reciente acusación en contra de Hania Salazar, acusada de guarimbera y amenazada por el secretario de gobierno, Lisandro Cabello, quien aseguró las denuncias de la presidenta del gremio de enfermería tendrán implicaciones penales, de esta manera actúan en contra de quienes levantan su voz de protesta y exigen mejores condiciones laborales”, señaló.

Alcalá Rhode, exigió la liberación de esta joven profesional de la salud. “Exigimos sea liberada lo más pronto posible. Los médicos que quedan en nuestro estado son valientes al arriesgarse a trabajar en condiciones casi infrahumanas para garantizar la salud de los zulianos. Aquí a cualquiera que se queje del gobierno le quiere imputar delitos tipificados en la Ley Contra el Odio que se inventaron en la Asamblea Nacional Constituyente”, aseveró.

Según la fiscalía el gobierno venezolano ha inundado EE.UU. de cocaína en las pasadas dos décadas. Estiman los fiscales que las rutas abiertas por  Maduro con asistencia de la guerrilla colombiana de las FARC han servido para inyectar en el mercado de la droga estadounidense hasta 250 toneladas métricas de cocaína.

Si Maduro llegara a ser extraditado, se enfrenta a un juicio y una pena máxima de 50 años en caso de ser declarado culpable. Uno de los fiscales norteamericanos que han trabajado en este caso durante cinco años, Geoffrey Berman, dijo que «el alcance y la magnitud de esta supuesta trama de narcotráfico fue posible solo porque Maduro y otros corrompieron las instituciones de Venezuela y proporcionaron el amparo político y militar necesario para los crímenes de narcotráfico descritos en nuestros cargos». Nota de Prensa

Deja un comentario