Informe de la ONU: 97% de los test realizados en Venezuela no son fiables

Un informe de la ONU publicado este viernes 22 de mayo reveló que Venezuela sólo ha realizado 16.577 pruebas PCR para detectar pacientes contagiados con COVID-19.

El resto de las casi 700 mil pruebas reportadas por el régimen son test rápidos con una «sensibilidad limitada», que no son totalmente precisas al detectar casos de coronavirus, indica el documento.

Según datos de la ONU, el 97% de los test realizados en Venezuela son pruebas rápidas con sensibilidad delicada, serían unos 681.114 pruebas.

Sólo el PCR es capaz de demostrar con certeza la presencia o no del virus.

En el documento se revela que el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel está procesando sólo 600 pruebas de PCR al día.

“La Organización Mundial de la Salud también recomienda un incremento masivo del número de pruebas de diagnóstico para identificar los casos, una vez identificados deben aislarlos y sus contactos deben cumplir una cuarentena”, insiste el documento sobre Venezuela de Naciones Unidas.

Parte del informe de la ONU

El 18 de mayo se revisó esta política y ahora todas las personas retornadas deberían cumplir con 14 días de cuarentena en el estado por el que ingresan al país. Las personas retornadas cuyas pruebas dan un resultado positivo, reciben atención médica y son mantenidas en aislamiento. Las autoridades nacionales coordinan el transporte de las personas retornadas a sus estados de destino después de tener una segunda prueba rápida negativa. Cada estado estableció protocolos de recepción de las personas retornadas para evitar la transmisión de COVID-19.

• La tendencia de personas retornando a Venezuela ha continuado en gran parte por los desafíos económicos y sociales que enfrentan las personas por las medidas tomadas para contener la pandemia de la COVID-19 en la región, así como por el aumento de muestras de xenofobia en las comunidades de acogida. Muchas personas también regresan por expectativas no cumplidas y por tener mayores estructuras de apoyo en sus familias y comunidades en momentos de crisis. Según cifras oficiales, desde el 6 de abril, cuando se estableció la cuarentena obligatoria para las personas retornadas, hasta el 21 de mayo, un total de 45.905 personas habrían regresado a Venezuela por fronteras terrestres, la mayoría por el estado Táchira. Esto da un promedio de unas 1.000 personas retornando al país diariamente por las fronteras terrestres. Adicionalmente, desde el comienzo de la cuarentena nacional y el cierre de la frontera por Colombia a mitad de marzo, unas 40.000 personas regresaron al país, muchas de las cuales hacían migraciones pendulares, resultando en un retorno de más de 80.000 mil personas según cifras oficiales.

• En el estado Táchira, unas 26.888 personas habrían completado la cuarentena obligatoria en los espacios de alojamiento temporal entre el 6 de abril y el 21 de mayo. En el estado Apure, unas 11.392 personas han ingresado al país por el puente internacional José Antonio Páez hasta el 21 de mayo. Debido a un reciente repunte de casos positivos entre las personas retornadas, el 18 de mayo se anunció un toque de queda entre 16.00 a 22.00 en el municipio Páez.

• En el estado Zulia, pese al cierre fronterizo, socios reportan que las autoridades venezolanas y colombianas semanalmente permiten el retorno de unas 300 personas, de acuerdo con la capacidad de los cinco PASI establecidos. Sin embargo, hay reportes de retornos espontáneos por pasos irregulares, con una afluencia estimada de 100 personas que cruzan caminando la zona de la Guajira diariamente, así como de movimientos pendulares en la Guajira y la Sierra de Perijá. Hasta el 21 de mayo, las autoridades habían reportado el ingreso de 5.233 personas.

• En la frontera con Brasil, hasta el 21 de mayo, unas 1.983 personas habían retornado por Santa Elena de Uairén desde Pacaraima. A través del estado Amazonas habrían retornado unas 109 personas hasta el 21 de mayo.

• En total, de las personas retornadas, 510 han sido diagnosticadas como casos positivos, con un aumento significativo en los últimos días. Algunos casos han sido diagnosticados luego de su traslado a los estados de destino, resaltando la importancia de aumentar la capacidad de diagnósticos conclusivos en los puntos de entrada que permitan un adecuado protocolo de control y seguimiento sanitario de las personas retornadas con COVID-19 para evitar la propagación en otros estados.

• El gobierno ha implementado un plan de vuelos humanitarios para apoyar el retorno de personas desde algunos países de la región. Por esta vía, habrían retornado al menos 991 personas desde Chile, Cuba, Ecuador, México, Perú y República Dominicana. Las autoridades han dispuesto un espacio de alojamiento temporal en el estado La Guaira para el cumplimiento de la cuarentena y la implementación de los controles sanitarios.

• No hay información oficial sobre el número de personas retornadas desde Guyana y Trinidad y Tobago hacia los estados Delta Amacuro y Sucre.

• Las organizaciones humanitarias siguen reportando obstáculos operativos por las restricciones de circulación y acceso, así como la disrupción de la cadena de suministro a nivel mundial. La falta de un suministro estable y fiable de combustible sigue siendo una de las principales limitaciones que enfrentan las organizaciones humanitarias en todo el país.

• A nivel nacional el pleno funcionamiento de los servicios públicos como electricidad, agua y gas doméstico continúa presentando limitaciones e interrupciones. En varios estados, especialmente del occidente del país y la región andina, se registran cortes de energía prolongadas, y que impactan también en los niveles de suministro de agua y en el rendimiento de la red de telecomunicaciones. Se han reportado protestas en algunas comunidades sobre el funcionamiento de servicios públicos.

• En este contexto, es relevante que las intervenciones humanitarias para prevenir la propagación de la COVID-19 estén acompañadas de una respuesta a las demás necesidades de las personas afectadas. Si bien los esfuerzos en las áreas de salud y agua, saneamiento e higiene adquieren la primera prioridad, así como la ampliación del apoyo a las personas retornadas, es necesario que, cada vez más, la respuesta humanitaria prevista en otros sectores más allá de la COVID-19 pueda ser implementada, así como los programas que protegen el bienestar y fomentan el desarrollo a largo plazo.

RESPUESTA (información al 14 de mayo)

• El 7 de mayo, Naciones Unidas publicó la actualización del Plan de Respuesta Humanitaria Global, con un requerimiento financiero actualizado de USD$ 6.700 millones, que incluyen los USD$ 72 millones previstos en el Plan Intersectorial de Preparación y Respuesta a la COVID-19 en Venezuela. Tras el lanzamiento de la primera edición del Plan Global se lograron recaudar USD$ 1.000 millones.

• Los días 7 y 8 de mayo, el Coordinador Humanitario (CH) y los representantes de UNICEF, ACNUR y OIM, visitaron el estado Táchira para conocer la situación y la respuesta en el estado fronterizo, los espacios de alojamiento temporal que acogen a las personas retornadas durante la cuarentena obligatoria, los protocolos sanitarios aplicados en la frontera y la acciones para contener la transmisión de la COVID-19. Durante la misión se reunieron con las autoridades civiles y militares locales donde abordaron los protocolos puestas en marcha, identificaron áreas de colaboración y de apoyo y vieron como fortalecer la asistencia humanitaria a los albergues colectivos.

• El 13 de mayo, ACNUR, OIM, UNICEF y OCHA realizaron una visita interagencial al espacio de alojamiento temporal en el Complejo Los Caracas del estado La Guaira, que presta atención a las personas retornadas en vuelos humanitarios organizados por la Cancillería y desde los estados fronterizos. Las autoridades locales presentaron un balance sobre la respuesta al tiempo que ACNUR y UNICEF entregaron enseres y suministros de agua, saneamiento e higiene.

• Hasta el 8 de mayo, a través de la herramienta de monitoreo de la respuesta a la COVID-19, se recibieron reportes de 36 organizaciones que han implementado 557 actividades, en 16 estados, que han beneficiado a 1.020.877 personas. El 35 por ciento de las actividades registradas corresponden al clúster de agua, saneamiento e higiene, el 20 por ciento al clúster de salud, el 14 por ciento al clúster de protección, el 11 por ciento al clúster de seguridad alimentaria, y el 7 por ciento al clúster de educación. El 12 por ciento restante, corresponde a acciones de los clústeres de, alojamiento, energía y enseres, logística y nutrición, así como a temas transversales y de comunicaciones.

INFOBAE

Deja un comentario