Primera Edición COL

Cabimas: Pescadores piden ser incluidos como sector priorizado para el abastecimiento de combustible

Anuncios

Desesperados se encuentran los pescadores del municipio Cabimas al no poder realizar sus faenas diarias en el lago en vista de no contar con el suministro de combustible para sus embarcaciones.

Con palancas y remos han tenido que salir a recorrer las aguas del Lago en búsqueda del sustento diario para la familia y a exponerse a cualquier clase de peligro, al quedarse varados por el cansancio ante la falta de carburante para los mores de sus lanchas.

 Ante esta situación hacen un llamado al gobierno municipal y regional a ser tomados en cuenta como sector priorizado, la pesca es otro rubro dentro de la alimentación, pero en este municipio no les prestan atención a la actividad económica que ellos realizan de manera artesanal.

 Este panorama de calamidades fue planteado por los pescadores que se ubican en los sectores de R-1, Las Tierritas, Bulevar, La Misión, Ambrosio, La Rosa, La Montañita, quienes también son padres de familia y deben llevar el sustento diario a sus hogares.

Son más de 100 trabajadores que dependen de la pesca a lo largo y ancho de las costas de Cabimas quienes se podrían declarar también en emergencia como lo han hecho sus compañeros de Santa Rita y de otros municipios  del estado Zulia.

Destacaron que ante la falta de combustible esta actividad está paralizada en un 90% ante la falta de apoyo gubernamental para el abastecimiento de gasoil y de gasolina. Los pocos pescadores que salen a sus faenas diarias se ven en la necesidad de  comprado gasolina en el mercado ilegal para poder trabajar. Mientras que otros, siguen en sus casas.

El pasado 25 de marzo un grupo de pescadores  de Cabimas, aseguró que la falta de combustible impide que salgan a cumplir con su faena en las aguas del Lago de Maracaibo. Hasta ahora, no han recibido respuesta de las autoridades locales.

Toda esta situación se ha complicado para este sector, desde que  el gobernador del estado Zulia, Omar Prieto, junto a autoridades militares, restringieron, desde el 16 de marzo, el despacho de combustible y lo limitaron a vehículos que presten servicios básicos como agua, alimentos, salud y seguridad, quedando el sector pesquero excluido dentro de los priorizados.

Otros de los problemas que deben enfrentar es la limpieza de sus embarcaciones y herramientas de trabajo, que en vista a los derrames de crudo en el Lago de Maracaibo, el petróleo se impregna y requieren de gasolina para su limpieza. «Solo el combustible logra arrancar el crudo pegado a cada parte de su cuerpo», señalan los pescadores.

Los pescadores manifiestan la necesidad que tienen de trabajar le piden a las autoridades que le surtan de gasolina aunque sea dos veces por semana para continuar con esta actividad económica que es su principal fuente de ingreso para salir adelante con sus familias.

Salir de la versión móvil