Ciudad Ojeda. Fundación Ecológica Manatara denuncia deforestación y ecocidio de manglares por parte de la empresa Omaca

La Fundación Ecológica Manatara  denuncia la deforestación y ecocidio causado contra la colonia de manglares del lago de Maracaibo, ubicados en la parroquia Alonso de  Ojeda del municipio Lagunillas de la Costa Oriental del Lago por parte de la empresa OMACA.

Marcelo Monnot, presidente de la Fundación Ecológica Manatara, señaló la grave situación que contó con soporte testimoniales de los pobladores que viven en la zona y en cuyas adyacencias se encuentra el ecosistema devastado y deforestado por maquinarias pesadas, atentando contra la fragilidad de ese humedal, causando serios daños prácticamente irreversibles al ecosistema y a su entorno biológico y ecológico.

Ante este daño natural se realiza la denuncia con la finalidad que las autoridades competentes inicien un proceso investigativo contra la empresa OMACA , responsables de los trabajos que han atentado contra el equilibrio ecológico del sistema lacustre y sus humedales, además del daño directo a la flora, a la micro fauna, peces, aves, suelos, calidad de las aguas, ecosistema manglar, que es un área protegida por convenio internacionales, RAMSAR, manifestó Marcelo Monnot.

Este procedimiento está soportado en las violaciones a la Ley de Zonas Costeras. Decreto Nº 1.468 de fecha 27 de septiembre de 2001 publicado en GO Nº37.319 de fecha 7 de noviembre de 2001, de  acuerdo a lo que establece los  Artículo 3 y 8.  Las violaciones a la Normativa Legal Ambiental, por parte de los propietarios de la empresa OMACA, y donde la Alcaldía de Lagunillas, tiene su cuota de responsabilidad, al apoyar los trabajos que se realizaron, violando también la Ley Orgánica del Poder Municipal, según lo indicado por Monnot.

El Presidente de la Fundación Manatara resaltó,  que no solo existen estas violaciones, se observa una clara violación a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en sus Artículos 127, 128 y 129, lo que de manera definitiva los gobiernos locales y ente caso el del Municipio Lagunillas, no puede estar por encima de la Constitución misma.

“Estos delitos ambientales, deben ser penados en la aplicación de la Ley Penal del Ambiente, solicitando todo el peso de la ley y así mismo, a los corresponsables por omisión y acción”, indicó Marcelo Monnot.

En este sentido la Fundación Ecológica Manatara hace  un llamado al Gobernador del estado Zulia y a las autoridades regionales del Ambiente, a fin de que asuman la responsabilidad constitucional que le impone el sistema judicial y legislativo, para que ejecuten todas las medidas que corresponden frente a esta situación.

Deja un comentario