Zulianos denuncian incapacidad para suministrarse de agua por cortes eléctricos

Desde ayer 11-M, distintos sectores de los municipios del Zulia han comenzado a recibir en sus casas agua por tuberías, pero cortes eléctricos de más de seis horas y en diferentes momentos del día evitan que los zulianos usen sus bombas para surtirse del preciado líquido.

Residentes de la Costa Occidental del Lago han denunciado a través de redes sociales que ahora que llega el agua en pocos sectores de Maracaibo, con una coloración marrón por la cantidad de tierra y minerales que contiene, el problema es la electricidad.

En Cabimas, sectores como Miraflores, Campo Refinería, Guabina, Buena Vista y Barrio Obrero denunciaron que había presión en sus tuberías, pero debieron esperar más de seis horas para que se restableciera el sistema eléctrico. Una vez que la energía llegó, el agua se fue a los 40 minutos aproximadamente.

Zulianos de los 21 municipios llevan exigiendo el derecho al agua desde hace tres semanas; para los sectores más desafortunados, la espera del vital líquido lleva meses e incluso años.

En tiempos de cuarentena preventiva por el COVID-19 es importante mantener una buena higiene personal, pero esto no se está cumpliendo al pie de la letra por la ausencia de agua potable para lavar prendas de ropa, sábanas, utensilios de cocina, entre otros.

Esto no sólo puede acarrear posibles contagios con coronavirus en quienes viven en el Zulia, sino que también causa enfermedades de la piel como escabiosis y produce la concentración de microorganismos infecciosos en los objetos sin limpiar.

Aunado al problema del bombeo de agua, la región zuliana de Venezuela es víctima de constantes apagones, fluctuaciones eléctricas y racionamientos energéticos que generan la ansiedad y el estrés colectivo de sus habitantes.

De acuerdo con lo expuesto por el gobernador Omar Prieto el 7-M, las fallas en el sistema se debían a reparaciones realizadas en la termoeléctrica del estado y para el pasado 9-M ya debía haberse reparado, pero todo refleja que solo empeoró.

La termoeléctrica fue activada el 10 de mayo y los racionamientos indiscriminados siguen su curso en un estado en el que las temperaturas de hasta 40 grados cetígrados son comunes.

“Esto tiene que solucionarse, cuando hay agua no hay luz y cuando hay luz no hay agua. Esta situación no puede seguir así” reclamó la ama de casa, cabimera de 55 años, Martha Chirinos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s