La Sociedad Pro-La Guardia: Legado de la cultura margariteña en Lagunillas

La explotación petrolera trajo al Zulia, y en especial a la Costa Oriental del Lago un cambio tanto en su forma como su fondo; miles de venezolanos se concentraron en la región para dar por resultado lo que somos hoy día, muchas fundaciones se asentaron, y una de ellas, representa la cultura neoespartana, la Sociedad Pro-La Guardia.

Fue fundada en la extinta Lagunillas de Agua el día 19 de Abril de 1936, con la idea de integrar a los procedentes del pueblo de La Guardia (Estado Nueva Esparta) en torno a una institución desde la cual pudieran contribuir con sus paisanos y el progreso de su territorio insular, en el flujo adecuado de los servicios fundamentales para una comunidad. ​

De esta manera quedo suscrita la fundación de esta organización con Rafael Boadas como presidente y Eduardo Salazar en la vicepresidencia. En noviembre de 1939, la primera sede de la Sociedad Pro-La Guardia es arrasada por el fuego que destruyo al poblado palafitico de Lagunillas de Agua.

El suceso impactó en sus profundos cimientos morales a la naciente organización y por sobre el dolor y la tristeza, el 14 de abril de 1940, en un balcón de madera de la pregonada “Frontera” en el casco central de Lagunillas, renacía la Sociedad Pro-La Guardia, para continuar el cometido de su fundación. ​

Poco tiempo después es trasladada temporalmente a Campo Rojo a la casa del socio Ramón Hernández, para luego ser ubicada en Cabimas donde permanecería por un largo periodo, hasta que nuevamente regresa a Lagunillas para cambiar continuamente de sede hasta lograr su ubicación en la Calle Trujillo, en la actual casa de Acción Democrática, desde donde iniciaría una activa presencia institucional, la cual sería positiva en la consolidación de la errante organización. ​

En respuestas a repetidas gestiones realizadas por los Directivos de la Sociedad ante el Gobierno Nacional se logró en el año 1940 la puesta en servicio de un acueducto para suministrar abundante agua potable a la Población de La Guardia y dos años después se estableció un servicio reprimido de suministro de electricidad que con todas sus limitaciones favoreció a la extensa comarca.

En el año 1965, la Sociedad recibe del Consejo municipal del Distrito Bolívar la donación de un terreno ubicado en la Calle Trujillo, donde a partir de 1968 se iniciara la construcción de su actual sede, financiada con recursos que aportaron socios, amigos y procedentes de actividades benéficas. ​

En su fructuosa existencia, la Sociedad Pro-La Guardia ha conformado indudablemente, parte de la base institucional que se ha venido armando en torno al Municipio Lagunillas, dejando un caudal de prácticas costumbristas que van desde el culto a la celestial Patrona católica del Estado Nueva Esparta, La Virgen del Valle, a la gama folclórica del Galerón y los vibrantes bailes margariteños.

En el año 1996, fue declarada “Patrimonio Cultural del Estado Nueva Esparta”

Francisco Chávez/Cronista de Lagunillas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s