Altas temperaturas, constantes bajones y prolongado racionamiento eléctrico agobia a los cabimenses

La llegada del mes de Mayo no sólo se han hecho presentes la moscas sino también los cambios bruscos en la temperatura que agobian a las personas, como es el caso de los habitantes del municipio Cabimas que pasan el día combatiendo una fuerte ola de calor aunado a los constantes bajones eléctricos y a los prolongados racionamientos.

En la mañana, al mediodía y en la noche, la aguja del termómetro indica altas temperaturas que generan malestar entre los ciudadanos quienes están cumpliendo la cuarentena social dentro de sus residencias con un calor insoportable que no se logra saciar con agua, que requiere de una adecuada ventilación que es imposible obtenerla cuando se es sometido a los inesperados bajones eléctricos o a los cortes prolongados por el racionamiento implementado por el gobierno regional,  que indicaba que serían de tres horas pero que las mismas se logran duplicar y hasta triplicar algunos sectores de la ciudad.

 Esta misma situación también es reportada por habitantes de otros municipios de la COL, que  tratan de buscar formas para palear las altas temperaturas como la sombra de un buen árbol, bebidas refrescantes, abanicos de mano y un buen baño, si tienen agua para repetirlo varias veces en el día.

Mientras tanto, niños, adultos mayores y los hipertensos son los que llevan la peor parte. En los ambulatorios y centros hospitalarios en recurrentes observar la presencia de personas desmayadas como consecuencia de un alta o subida de presión arterial.

Los vecinos del municipio señalan que están cansados de esta situación, que ha transcurrido un año del megapagón nacional y la situación no ha cambiado en nada. Se registran episodios inesperados de cortes eléctricos sin ningún tipo de notificación para que la ciudadanía tome las previsiones necesarias en el caso como es el desconectar los aparatos electrodomésticos.

Deja un comentario