COL. Cinco municipios reclaman planes de contingencia para enfrentar la escasez de agua

Desde hace una semana cinco municipios de la COL están enfrentado la escasez del agua ante las fallas registradas en el generador eléctrico que activa el sistema de bombas de Burro Negro .

Los habitantes de Cabimas, Santa Rita, Simón Bolívar, Lagunillas y Valmore Rodríguez  están sedientos ante una situación que reiteradamente se registra en el transcurso del año, por lo que exigen a las autoridades municipales la implementación de planes de contingencia que llegue a los sectores más vulnerables, donde las familias de escasos recursos económicos no cuentan con los medios para adquirir una pipa de agua en 150 mil y hasta en un dólar.

El pasado 22 de abril  el gobernador del Zulia, Omar Prieto fijó la tarifa de la pipa de agua a 30Bs y también los que surten de agua mediante cisternas tendrán un precio regulado de BsS 1.500.000.

Juana Sierra habitante de Ciudad Ojeda le pide al alcalde Leonidas González que lleve el agua hasta las comunidades más necesitadas, que alquile camiones cisternas para aplacar la sed del pueblo.

Aura Borges, residente de Tía Juana manifestó,  que es desesperante esta situación, ya que los camiones cisternas se desaparecen cuando  hay emergencia y los pocos que circulan quieren abusar con el precio de la pipa de agua.    

Pedro Colina  habitante de Los Médanos, parroquia Rómulo Betancourt en el municipio Cabimas, resaltó que la comunidad está cansada de toda esta situación, todo el tiempo la ciudad está sin agua, no se ve la acción del gobierno municipal ni del regional. “Aquí el plan de contingencia es para los enchufados y amiguitos”.  

En medio de una cuarentena social por  la pandemia del coronavirus, los habitantes de Cabimas deben desafear a la enfermedad, que requiere como medida sanitaria el constante lavado de la manos y la higiene tanto personal como del hogar y cómo cumplir con estas directrices sino se cuenta con el vital líquido resaltó, Rosa Marcano residente de Los Laureles, parroquia Germán Ríos Linares de Cabimas.

Jovita Cumares residente de Las Delicias en la parroquia Ambrosio de Cabimas, lo más preocupante de toda esta situación es la desinformación que hay, no hay voceros oficiales que manifieste lo que realmente está sucediendo y que están haciendo para solucionar el problema, los días pasan y crece la incertidumbre entre la población.

Para José Polanco residente de la parroquia El Mene en el municipio Santa Rita, el no tener agua potable es parte de la cotidianidad de este pueblo que no tiene doliente, que por años ha  padecido por esta situación que abarca a todas las parroquias urbanas y la zona rural.

Aquí en este municipio muchas veces se usa el agua de la playa para subsanar algunas de las necesidades como limpiar el hogar y hasta para el aseo personal.

José González habitante de la Flor de la Guajira resaltó, que esta sector está siempre en el olvido en lo que se refiere al abastecimiento del agua, los camiones cisternas cobran como les da la gana, aquí no se cumple la tarifa fijada por el gobernador y el plan de contingencia tampoco se ve por ningún lado.

Mientras tanto en las calles y avenidas de estos municipios se puede observar como los vecinos salen a buscar agua en botellones en carretillas, en bicicletas, coches, mientras que otros están a la espera de un camión cisterna para llenar sus pipas o tanques.

Deja un comentario