Motín sangriento: 41 presos muerto en intento de fuga en el Centro Penitenciario de los Llanos en Guanare

Un boletín del Cuerpo de Bombero de Portuguesa señala un total de 50 heridos como consecuencia del intento de fuga masiva

Este viernes 1 de mayo, 41 privados de libertad  que estaban recluidos en el Centro Penitenciario Los Llanos (Cepella) ubicado en el Barrio San Rafael Sector La Colonia parte Baja, Municipio Guanare, estado Portuguesa,  fueron asesinados tras un intento de fuga masiva, en el que resultaron heridos varios funcionarios de la Guardia Nacional y el director del penal, según informaron fuentes militares a Últimas Noticias.

El Periodista  Eligio Rojas, tuiteó hacia las 5:00 pm: “Extraoficial: Suman 41 los reclusos abatidos durante intento de fuga en el Centro Penitenciario de los Llanos (Cepella)”.

Por su parte, Iris Valera, ministra de Régimen Penitenciario confirmó a Últimas Noticias la situación violenta pero para el momento de la entrevista (1:43pm) aún no tenía precisado el balance de muertos y heridos.

Un boletín atribuido al Cuerpo de Bomberos de Portuguesa, aseguraba que por instrucciones del Gobernador de ese estado, Rafael Calles y José Oscar Ángel Valero, Secretario de Seguridad Ciudadana y bajo la supervisión del Comandante General y Director del Cuerpo de Bomberos del Estado Portuguesa, personal de bomberos actuaba en el referido penal y daba cuenta de la muerte de 41 de los reclusos, el número de heridos era de 50, siendo trasladados trece de ellos al Hospital Migueo Oraá. Sin embargo, versiones no confirmadas colocaban el número de presos asesinados en 46.

Pasadas las 4:00 p.m. conocimos por fuentes militares que además de los 41 fallecidos, entre los heridos se encuentra  la teniente Escarlet González Arenas, quien quedó lesionada en las entrepiernas por el impacto de cinco esquirlas de granada. Otro herido es el director del Cepella, Carlos Toro, con dos heridas punzopenetrantes en la espalda.

LOS HECHOS

De acuerdo con el parte policial, un grupo de presos que intentaba escaparse del lugar por la puerta principal del recinto carcelario.  En ese momento, el primer teniente Alberto Malaguera Castro en compañía del director del penal, Carlos Toro, intentaban mediar con un hombre identificado como “Olivo”, presunto pran del lugar.

Al parecer, los presos arremetieron contra el par de hombres e hirieron al director del recinto, quien fue apuñalado por la espalada con un “chuzo”, según información suministrada por la ministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Valera. De inmediato, los hombres armados rompieron la reja de seguridad de esta cárcel y salieron a la calle, usando de escudo a un grupo de internos desarmados, denominados “Los Manchados”, que fueron ultimados.

Posteriormente, el general Gherson Chacon Paz tomó un megáfono y lanzó un llamado al diálogo hacia el recinto carcelario. El mensaje iba dirigido especial a un líder negativo de apellido Olivo. Pero el llamado es desoído y se producen tres escaramuzas más.

Desde el Observatorio Venezolano de Prisiones denunciaron una vez más el hacinamiento al que están sometidos los reclusos en la cárceles del país, indicando que en el Cepella tienen una capacidad instalada para 750 reclusos, pero actualmente están internadas 2500 personas, víctimas de la desidia.

UN/TC

Deja un comentario