Creador del Pallbearing Dancer: «Es una buena oportunidad para ponerle sonrisa al adiós»

“Hola, mi nombre es John Telewa, soy el representante de Benjamin Aidoo, el fundador en Ghana del Pallbearing Dancer. En este momento tenemos a la espera unas 60 solicitudes de entrevista, en estos días coordinamos una fecha”.

El mensaje de John provenía de Kenia. El prefijo telefónico de Kenia es +254. Y entre el primer contacto para concertar la cita con el protagonista de la historia y la realización de la misma pasaron ocho días.

Es el precio por intentar conseguir unas palabras de los dueños del meme más famoso del mundo desde que se implementó la cuarentena por la pandemia del coronavirus en todo el planeta.

Benjamin Aidoo tiene 34 años, vive en Accra, la capital y la ciudad más importante de Ghana. Desde el inicio de la emergencia sanitaria y en medio de las medidas restrictivas impuestas por países de todos los continentes.

PUBLICIDAD EN GHANA

Aidoo fue el fundador de la compañía Nana Otafrija Pallbearing & Waiting Services que ofrece un servicio de traslado de ataúdes donde sus protagonistas lucen trajes extravagantes y bailan una danza particularmente llamativa.

Precísamente, un extracto de un video de sus desfiles y el audio de la canción “Astronomía”, de los compositores Vicetone y Tony Igy, se convirtió en el viral más famoso del momento y disparó un nuevo código de humor -muchas veces negro- en las diferentes plataformas online.

El chiste del meme es simple: se presenta un video aleatorio en el que el protagonista se situa ante una situación límite de riesgo para su vida. De golpe, comienzan a sonar los primeros acordes de “Astronomía”, lo que anticipa un desenlace fatal. Segundos después, el famoso video de los Pallbearing Dancers bailando con un féretro.

Aidoo habla desde un pasillo entre casillas de Accra, la capital ghanesa. Su inglés es voluntarioso. Habla con un barbijo celeste debajo de su mentón y delante de un mural de su empresa “Nana Otafrija” en el que está ilustrada la imagen de él mismo vestido de militar sobre una pared de ladrillos. La conexión sufre varias interferencias e interrupciones. El prefijo de Ghana es +233. Y, como si se tratara de una estrella de cine o de la NBA, también está presente su representante, desde su oficina con paredes pintadas con colores fluorescentes, en Kenia.

En los inicios, las danzas se realizaban con un atuendo clásico de blanco y negro, en una suerte de señal de respeto a la persona que acababa de morir y su inminente encuentro con Dios. Luego, Aidoo decidió apostar a un cambio novedoso en su servicio y trabajó con su equipo para confeccionar prendas de colores vivos para ser utilizadas en el momento de la danza.

La danza de los paseos de ataúdes representa en Ghana una concepción de la despedida y el duelo muy diferente a la existente en países como Argentina. Aidoo lo describe como “una buena oportunidad para ponerle una sonrisa al adiós”.

La seriedad con la se asumen los servicios funerarios se resume en un adverbio local repetido en numerosas oportunidades durante los actos de despedida: “Abusua do funu” (La familia ama al muerto). En las diferentes etapas de cada funeral, suenan diversas melodías alegóricas a cada momento específico de la ceremonia.

INFOBAE

Deja un comentario