Según Diario El Tiempo: Nicolás Maduro y su presunto entramado de túneles

Un expediente al cual tuvo acceso el diario El Tiempo de Colombia, establece que Nicolás Maduro maneja un sistema de túneles en caso de una «invasión militar» en Venezuela

El expediente, unido a las jugosas recompensas que el gobierno Trump ofrece por Maduro y sus alfiles –y a la movilización de buques antinarcóticos hacia las costas venezolanas–, empezaron a ejercer una presión que se traduce en filtración de información y en mensajes de colaboración a la justicia de Estados Unidos.

Así se lo confirmaron a EL TIEMPO oficiales de inteligencia colombianos y fuentes en Caracas que nutren de datos a investigadores y a agencias federales estadounidenses .

“El régimen está aterrado. Algunos de sus oficiales, militares y operadores políticos están buscando un ‘salvavidas’ que les permita negociar su entrega; o, a cambio de informaciones de relevancia, su libertad. Hay muchos buscando contactar a agencias de inteligencia de los Estados Unidos, e incluso de otros países”, asegura Johan Obdola, presidenta de la Organización para la Seguridad e Inteligencia (Iosi), que hace parte de una red global de expertos y colaboradores que operan desde Venezuela.

Ese escenario de zozobra, al que se le une la emergencia desatada por la pandemia del coronavirus, ha puesto a circular la información de que Maduro está reactivando un plan B.

Se trata de un complejo subterráneo de túneles en varias locaciones en Caracas, que tiene como uno de sus anillos de protección para ocultarse y atrincherarse por meses en caso de un ataque.

Uno de los primeros en referirse a los túneles fue Germán Varela, exoficial de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), que en mayo de 2019 habló de tres que salían o conectaban con el Palacio de Miraflores.

Además, de Miraflores se sabe que algunos están localizados en el Banco Central, el Fuerte Tiuna, la plaza de Venezuela y hasta en el cuartel de La Montaña, en donde reposan los restos de Hugo Chávez.

Además, que guardan armamento, munición, equipos de comunicaciones y alojamientos para albergar a cerca de 1.500 hombres. La información de Obdola –quien agrega que La Montaña es sede de Hezbolá– coincide con la de agentes de inteligencia que indagan los tentáculos de esa organización en Colombia.

EL TIEMPO reveló desde mediados de 2019 cómo funciona una mafia enquistada en oficinas de registros, notarías y en la Registraduría que vende identidades falsas a extranjeros, incluidos miembros de Hezbolá.

Para agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) y para Migración Colombia es claro que esa organización criminal trasnacional, con brazos en al menos 12 departamentos, está vendiendo registros civiles, cédulas y pasaportes por tarifas que alcanzan los 20 millones de pesos por cabeza.

Los pagos se hacen a través de bancos europeos y de Miami y se garantiza la entrega de la nueva identidad en Venezuela, Turquía, Irak, Libia, Siria y Palestina, hasta donde llegan escondidas en postas de carne que se exportan desde Colombia a través de empresas ligadas a patrocinadores de Hezbolá.

En Colombia también se maneja información sobre el rol que cumple Isla de Margarita en el tema del narcotráfico.

“Los carteles de las drogas de Colombia han venido controlando la zona costera oriental desde hace tiempo. Delta Amacuro, Sucre, Anzoátegui y Nueva Esparta (Margarita) han estado bajo su control, así como de las Farc; y en los últimos años, el cartel de Sinaloa, de manera agresiva”, explica Obdola.

Deja un comentario