INFOBAE: «El Cártel de Sinaloa se apropió de Machiques de Perijá»

Un extenso reportaje habla con sólidas pruebas que Machiques de Perijá se ha convertido en el nido del cártel de Sinaloa.

Machiques de Perijá, un municipio venezolano, en el estado Zulia, devastado por la violencia y pieza clave para el tráfico internacional de drogas, es ahora el refugio del sangriento Cártel de Sinaloa, según el vicepresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Pablo Guanipa.

La región ubicada a 872 kilómetros de la capital de Venezuela y 876 kilómetros de Colombia, reconfirma los lazos de los cárteles mexicanos con Sudamérica.

La fundación Insight Crime describió a la comunidad de San Felipe, en Machiques de Perijá (Zulia), como una de las rutas más codiciadas por los narcos de Ismael “El Mayo” Zambada, además de proyectarse como la nueva plataforma de narcotráfico hacia Estados Unidos.

El impacto de la presencia del Cártel de Sinaloa ha llegado a tal punto que el poblado de San Felipe fue rebautizado con el nombre de uno de los bastiones más importantes del narco en México: “Sinaloa”.

De acuerdo con el sitio especializado en seguridad nacional, los capos han cambiado la cotidianidad de la zona con la proliferación de lujosas camionetas, fiestas con narcocorridos, prostitución y otra serie de excentricidades.

En Machiques de Perijá, en los últimos tiempos la violencia se ha agudizado como nunca. Los habitantes que son obligados a adaptar pistas rudimentarias, que sirven para el aterrizaje y salida de las aeronaves cargadas con droga.

La organización criminal mexicana se ha convertido velozmente en un actor importante en el territorio venezolano. Se puede tener una idea de la penetración de la mafia depredadora en Venezuela, donde se detectaron por lo menos siete pistas de aterrizaje para avionetas del narcotráfico.

En julio del 2019, INFOBAE documentó que los pobladores no sólo sufren los ataques del crimen organizado, sino también la extorsión de las autoridades, quienes los amenazan con meterlos presos, si no les pagan por haber permitido que construyan las pistas.

Los datos y cálculos de los que dispone la clase trabajadora de Zulia demuestran que el estado tiene cerca de 400 pistas para el aterrizaje y salida de narcoavionetas con destino a las Islas del Caribe y Centroamérica, que los mexicanos han adecuado con apoyo del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Deja un comentario