Hoy viernes. El Papa Francisco impartirá Bendición Urbi et Orbi extraordinaria

Desde el atrio de la Basílica de San Pedro a la 1.00 de la tarde (hora de Venezuela) el Papa Francisco dirigirá la oración una Bendición Urbi et Orbi extraordinaria, que suelen impartirla los Pontífices solamente dos veces al año, el 25 de diciembre y el Domingo de Pascua.

A partir de la 1 de la tarde, hora de Venezuela de hoy viernes,  el Papa Francisco impartirá una Bendición Urbi et Orbi extraordinaria desde la plaza San Pedro,tras el rezo con la Palabra de Dios, Adoración al Santísimo Sacramento en el Vaticano, vacía por la pandemia de coronavirus.

Esta especial Bendición suelen impartirla los Pontífices solamente dos veces al año, el 25 de diciembre y el Domingo de Pascua.

“Presidiré un momento de oración en el atrio de la Basílica de San Pedro. Con la plaza vacía. Desde ahora invito a todos a participar espiritualmente a través de los medios de comunicación”, dijo el Papa en el rezo del Ángelus el pasado domingo 22 de marzo, informó Aci Pensa.

Añadió: “Escucharemos la Palabra de Dios, elevaremos nuestra súplica, adoraremos al Santísimo Sacramento, con el cual al término daré la Bendición Urbi et Orbi y a la cual se añadirá la posibilidad de recibir la indulgencia plenaria”, indicó.

Explicó, además: “Queremos responder a la pandemia del virus con la universalidad de la oración, la compasión, la ternura. Mantengámonos unidos. Hagamos sentir nuestra cercanía a las personas más solas y a quienes más sufren”.

Ante el Cristo milagroso

El pasado miércoles, la imagen del Cristo milagroso que el Francisco visitó el 16 de marzo en la iglesia romana de San Marcelo para rezar por el fin del coronavirus fue retirada de su altar y transportada a la Plaza de San Pedro para que pueda estar presente este viernes durante la bendición Urbi et Orbi del Santo Padre.

Esta escultura fue venerada como milagrosa por los romanos después de ser la única imagen religiosa que quedó ilesa tras el incendio que destruyó completamente la iglesia el 23 de mayo de 1519.

Menos de tres años después, Roma fue devastada por la “peste negra”. A pedido de los fieles, el Cristo milagroso fue llevado en procesión desde el convento de los Siervos de María en Vía del Corso hasta la Plaza de San Pedro, deteniéndose en todos los barrios romanos.

LV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s