Icono del sitio Primera Edición COL

Suman a nueve los cadáveres encontrados en Boca de Grita. Tras enfrentarse el Ejército y Los Rastrojos

De acuerdo con nuevas investigaciones adelantadas por las autoridades colombianas, los ocho hombres, cuyos cadáveres fueron localizados el fin de semana en Palmarito, fueron asesinados en Boca de Grita y trasladados en una camioneta a territorio neogranadino.

Así lo reveló La Opinión, que además señaló que a la cifra fatal se sumó otra víctima, cuyo cuerpo localizaron en Guaramito, a la orilla de la carretera.

“Tras el hallazgo de ocho cadáveres el pasado domingo, otro hombre apareció asesinado el martes y otro más terminó muerto en zona rural de Puerto Santander, tras presentarse combates entre el Ejército y Los Rastrojos”, observó.

“Dicho cuerpo tendría relación con los ocho cadáveres que aparecieron en Palmarito. Así lo aseguró la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc). Fue la noche del martes que el rumor del asesinato de un hombre, de aproximadamente 30 años, empezó a correr por esta población, además de Aguaclara; sin embargo, fue a las 3:30 de la madrugada del miércoles que unidades de la Mecuc, junto con agentes de inteligencia, se desplazaron a kilómetro y medio sobre la vía a Guaramito, donde encontraron el cadáver”.

Detallaron que estaba boca abajo, con el pantalón a la altura de las rodillas, exponiendo su ropa interior, y la camiseta a la mitad de la espalda. Tenía tenis azules oscuros con blanco, y al menos ocho impactos de bala. Presumen que fue arrastrado.

En el lugar del crimen, las autoridades hallaron 15 vainillas de 5.56 milímetros y una de 9 milímetros, lo que indica -para las autoridades- que el hombre fue baleado en ese sitio

El coronel José Luis Palomino, comandante de la Mecuc, aseguró que de este noveno cadáver “logramos establecer que haría parte de la organización delincuencial de Los Rastrojos”, dijo, sin precisar mayores detalles o mostrar por ahora las pruebas.

Cinco identificados

El coronel Palomino aseguró que ya tienen la identidad de cinco de los ocho cadáveres.

“Son personas con rasgos afrodescendientes. Estamos ubicando a las familias para ser informadas de este hecho”, dijo.

La Opinión pudo conocer que Víctor Manuel Masson González, oriundo de El Banco (Magdalena), sería uno de los hombres, tenía antecedentes por tenencia y tráfico de estupefacientes, con fecha de octubre de 2016, y como Pedro Nel Paternina Díaz fue identificado un segundo cuerpo. Paternina era oriundo de Córdoba.

Los otros cuerpos corresponden a: Yerry Guillen Hernández, de Bogotá; Saúl Barbosa Molina, de Río de Oro (Cesar), y Gustavo Adolfo Mosquera Moreno, de Istmina (Chocó).

Aunque familiares de Barbosa Molina y Mosquera Moreno ya estaban en Cúcuta, reconociendo los cuerpos de sus seres queridos, no entregaron declaraciones a la prensa.

Según las autoridades, estas personas fueron abandonadas en ese sector, pero asesinadas en zona de Boca de Grita, reiteró.

Huyeron hacia Venezuela

En cuanto al presunto paramilitar de Los Rastrojos, abatido en Puerto Santander, aseguraron que las comisiones militares se encontraron con un campamento de unos 30 integrantes de ese grupo; pero los uniformados se enfrentaron contra al menos veinte de ellos, mientras que “los demás alcanzaron a retornar al suelo venezolano, por la cercanía de unos 200 metros que tenía el campamento con el vecino país”.

“Extraoficialmente se conoció que el ELN, con apoyo de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela, emprendió una ofensiva contra Los Rastrojos para sacarlos del territorio venezolano. Por ello, se estarían registrando constantes enfrentamientos”, acotó La Opinión.

LN

Salir de la versión móvil