Víctima de una confusión: Sicario venezolano asesina a empresario peruano

El empresario,  dueño de un gimnasio, no era el objetivo de los  delincuentes, sino su hermano, quien ha venido recibiendo amenazas por personas desconocidas.

A sangre fría y sin ningún tipo de compasión, un sicario de nacionalidad venezolana acabó con  la vida de un reconocido empresario del sector deportivo, dueño de un gimnasio y quien también ocupó cargos públicos en la municipalidad de la provincia de Jauja, identificado como Carlos Quintana Gamarra.

 El hecho según testigos de los acontecimientos fue perpetrado por dos hombres a bordo de una moto en la avenida Horacio Zeballos, en el frontis de una sede del Poder Judicial, en Ate Vitarte, los sujetos interceptaron a los hermanos Quintana Gamara, realizando un disparo a quemarropa contra Carlos, mientras que Jhony observaba lo ocurrido, los antisociales  velozmente se retiraron del sitio a bordo de la motocicleta, pero lanzando frases de advertencia a los transeúntes, por lo que se presume que los atacantes serían venezolanos.

El hermano de la víctima intentó socorrerlo, pero no pudo hacer nada pues falleció en el acto.

Al lugar llegaron los efectivos y peritos que registraron la escena para luego trasladar los restos de la víctima, quien era instructor deportivo, a la morgue del Cercado de Lima.

De otro lado, ante la policía Jhony Quintana declaró que el ataque estaba dirigido a él porque ha venido recibiendo amenazas de parte de personas desconocidas.

‘Hércules’ u ‘Ojitos’, como era llamado por sus amigos en Jauja, será sepultado en su tierra natal.

PERÚ 21

Deja un comentario