20 días en Coma: Joven tachirense tras recibir fármaco contaminado para el cáncer en Cúcuta

Los padres esperan un milagro luego que fue diagnosticado con muerte cerebral tras el suministro deun medicamento oncológico en la Clínica Medical Duarte  en Cúcuta.

A los venezolanos no solamente le ha tocado emigrar para superar la crisis económica, social y política, sino también para recuperar su estado de salud, como es el caso del joven Cristian Enmanuel Vivas Ovalles de 16 años,  diagnosticado con  leucemia linfoblástica recibiendo tratamiento todo en Cúcuta y desde hace más de 20 días, se encuentra en coma, luego de que le suministraran un fármaco al parecer contaminado.

Luego de haber superado en un 70% el cáncer que lo mantenía en quimioterapia, el joven tuvo una recaída, de las cuales sus padres no encuentran explicación si los médicos le manifestaba que todo iba bien, comenta el padre del joven Cristian Vivas.  

“Mi hijo es un niño muy alegre. Nunca les hizo mala cara a las quimioterapias. Estábamos felices porque, según los informes médicos, ya había superado en un 70 % el cáncer que hace un año le habían diagnosticado (leucemia linfoblástica)  y desde entonces ha recibido todo su tratamiento en Cúcuta; no entendemos qué pudo haber pasado”, relató el padre

Aferrados a que un milagro salve la vida de su hijo, diagnosticado con muerte cerebral luego de que le suministraran un medicamento oncológico en la Clínica Medical Duarte, se encuentran los familiares del joven tachirense.

En este sentido, refiere diario La Opinión que, “aunque no se ha establecido con certeza la responsabilidad de la clínica, el padre del menor, Gustavo Vivas, indicó que seguirá insistiendo ante las autoridades para que determinen qué pasó con su primogénito, que el 23 de enero ingresó al centro médico para recibir, como de costumbre, el tratamiento para atacar la enfermedad, un tipo de cáncer en la sangre y la médula ósea que empezó a quitarle el sueño hace un año al joven y a su familia, cuando aún estaban radicados en San Cristóbal, estado Táchira”.

“Cuando a mi hijo le diagnosticaron este tipo de cáncer, optamos por venir a Colombia a seguir el tratamiento, pues en Venezuela, por la misma crisis, era imposible garantizarle un buen tratamiento”, recordó melancólico Vivas. “Nunca imaginamos que nos podría pasar una situación tan adversa”.

Un par de días después de recibir la medicación vía intratecal (en la parte inferior de la columna vertebral), el menor empezó a tener fuertes dolores de cabeza y su salud empezó a decaer, por lo que el 28 de enero ingresó por urgencias a la Medical Duarte y al día siguiente cayó en coma.

“Mi hijo es un niño muy alegre. Nunca les hizo mala cara a las quimioterapias. Estábamos felices porque, según los informes médicos, ya había superado en un 70 % el cáncer; no entendemos qué pudo haber pasado”, relató el padre. “Siempre me decía con una gran sonrisa que todo estaba fino”.

Aunque al principio ni siquiera los especialistas le daban la razón del por qué la salud de su hijo se había deteriorado, el 8 de febrero, luego de que el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) lanzara un alerta sanitaria por la presencia de contaminación microbiológica, en unos lotes de metrotrexato (medicamento para el tratamiento de la leucemia linfocítica aguda, entre otras patologías, el mismo que le fue suministrado al joven), las sospechas recayeron sobre este medicamento.

Fármaco contaminado

Vivas aseguró que la clínica le manifestó que el metotrexato inyectado podría haber sido una de las causas del acelerado deterioro de la salud de su hijo, versión que deberá ser ratificada por los exámenes que se les realizan a los medicamentos y que son materia de investigación.

Incluso aseguró que otros cuatro niños que también recibieron este mismo tratamiento oncológico fueron internados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), por la misma causa.

Aunque tres de los cinco niños ya salieron de la UCI, Cristian Vivas y Valery Fernández, de 6 años, permanecen en esta unidad. Ambos fueron declarados con muerte cerebral.

La Opinión trató de contactarse con los directivos de la Clínica Medical Duarte para conocer su versión de lo sucedido; sin embargo, la entidad se abstuvo de dar declaraciones al respecto, aduciendo que el Instituto Departamental de Salud (IDS) estaba adelantando las respectivas investigaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s