Así era la COL: La Naveca

Hasta el mes Enero del año 1959 era una verdadera odisea trasladarse desde cualquier parte del país, vía terrestre, hasta Maracaibo. Si poseía vehículo tenía que llegar hasta el terminal lacustre del “ferry” ubicado en Palmarejo, hacer la respectiva “cola” y luego embarcar su unidad en la nave y esperar que lo trasladen hasta Maracaibo, sector La Ciega donde estaba el muelle.

Si no poseía vehículo, debía utilizar, como pasajero, la línea de autos y de autobuses “Cabimas –Palmarejo” abordar el “Ferry” para llegar a Maracaibo y al retorno realizar el mismo recorrido. No había otra forma ni manera vía terrestre. El lago estaba de por medio.

Pero el 1º de Febrero del año 1959 fue inaugurado un servicio de lanchas rápidas para hacer el recorrido, vía lacustre, Maracaibo-Cabimas y viceversa. Este servicio de lanchas fue inaugurado con el nombre de NAVECA (Naviera Venezolana del Caribe). Y su fin primordial era el transporte de pasajeros y pequeñas encomiendas.

Eran unas moto naves de fabricación italiana capaces de desarrollar hasta 100 kilómetros por hora gracias a un sistema de “patines” o “alas sustencionales” que le permitía a toda la estructura de la nave irse elevando poco a poco de la superficie del lago en la medida que se incrementaba la velocidad, hasta cierta altura por supuesto, y empezar así a deslizarse por el agua. El nombre técnico de esta embarcación es “Aliscafo”.

Cuando alcanzaba su máxima velocidad toda la nave estaba a cierta altura y deslizándose sobre los “patines” delantero y trasero, que era todo lo que quedaba en el agua, conjuntamente con el eje y la “propela” como sistema de propulsión.

Inició sus servicios la empresa con dos unidades: Flecha de Mara y Flecha del Lago y en junio de ese mismo año llego la Flecha del Zulia para aumentar la flota a tres naves. Tenían capacidad para 72 pasajeros, más la tripulación, y contaba con algunas comodidades como sillas de extensión, aire acondicionado, cuarto de baño, fuente de soda y señoritas camareras muy semejante al servicio prestado en los aviones.

El recorrido desde Cabimas hasta Maracaibo se hacía en apenas treinta minutos, un ahorro de tiempo considerable para todas las personas que tenían que acudir a la Capital del Estado por alguna razón, ya sea por estudios, trabajo, visitar a la familia, consultas médicas, etc. El Terminal en Cabimas estaba al final de la Avenida el Muelle Nº 1. Creo que todavía existe, y en Maracaibo en el muelle Nº 3 del Puerto de Maracaibo.

Este servicio acorto el tiempo para ir desde Cabimas a Maracaibo, pero causo una gran incomodidad entre los conductores de la ruta “Cabimas –Palmarejo” que vieron mermados sus ingresos por la gran afluencia de pasajeros que se movilizaban por estas motos naves.

Sin embargo el fin de los servicios prestados por la NAVECA estaba cerca, pues se había iniciado la construcción del Puente sobre el Lago de Maracaibo que fue inaugurado el 24 de Agosto de 1962 por el entonces Presidente de la Republica Don Rómulo Betancourt. Inaugurado el puente vuelve a cambiarse el esquema de trasladarse a Maracaibo como pasajero y como poseedor de vehículo. La líneas de autos y autobuses “Cabimas_ Palmarejo” cambio su razón y recorrido, paso a ser “Cabimas- Maracaibo” hasta el día de hoy.

Tomado de Crónicas de Cabimas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s