Unesco reconoce la Palma Bendita de Venezuela como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) reconoció el Programa Biocultural de la Palma Bendita de Venezuela dentro del registro de buenas prácticas del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, así lo dio a conocer el Instituto del Patrimonio Cultural a través de su cuenta en la red social Twitter @PatrimonioIPC.

El ministro del Poder Popular para la cultura, Ernesto Villegas, expresó que  Venezuela logró su séptima declaración de una manifestación cultural como Patrimonio de Humanidad: el Programa Biocultural de Salvaguardia de la Palma Bendita, “¡Felicitaciones, palmeros de Chacao, La Asunción y Valle del Espíritu Santo!”.

La decimocuarta reunión del Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial cuentó con la participación de 138 países, cuenta con un total de 1.300 personas inscritas y se realiza por primera vez en América Latina.

Venezuela dió cuenta sobre la “Tradición Oral del pueblo Mapoyo y sus referentes simbólicos en el territorio ancestral”, expediente entregado en 2018 a la Secretaria del Comité en la ciudad de París.

La actividad del cual es objeto el Programa Biocultural para la Salvaguardia de la Tradición de la Palma Bendita, que consiste en recolectar hojas de varias especies de palmas en una zona montañosa delimitada de algunos estado de la nación Bolivariana, es una práctica de vieja data en Venezuela, que se celebra los días que preceden la Semana Santa.

Hace aproximadamente 3 décadas esta tradición estuvo a punto de desaparecer porque los palmeros no tenían planes de reforestación y las autoridades ambientales consideraban que atentaban contra la naturaleza, señala Ministerio de la Cultura en su cuenta de la red social Twitter @minculturave..

Sin embargo, a partir de un trabajo conjunto, se estableció un Programa Biocultural para podar la palma en vez de cortarla, con el objetivo de proteger la planta y con ella garantizar la perpetuidad de la tradición.

El presidente del Centro de la Diversidad Cultural, Benito Irady, destacó que Venezuela promueve la cultura de paz que interactúa con la conservación ambiental como un modelo aplicable no solo a escala regional sino mundial.

En el contexto del citado programa biocultural se han adoptado varias medidas innovadoras, por ejemplo la creación de proyectos educativos destinados a los jóvenes y la oferta de actividades culturales a la comunidad de los palmeros en su conjunto.

El Programa ha servido para alentar a centenares de niños y jóvenes a participar en su realización y, además, sus componentes educativos hacen que sea un modelo a seguir por otras comunidades que también practican la recolección de la palma bendita en la época de Semana Santa, o que llevan a cabo actividades relacionadas con el patrimonio vivo en las que se da una estrecha vinculación entre las prácticas culturales y la naturaleza, refieren medios nacionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s