Colombia. Líderes del paro se niegan a las mesas de diálogo y llaman a nuevas acciones

El gobierno colombiano propuso dialogar bajo la metodología de la conversación nacional pero los organizadores de la protesta se negaron y no se sentaron con los gremios.

Piden que la negociación de los 13 puntos se dé por aparte y de forma directa con el presidente Iván Duque, reseña Semana.

Aunque el desayuno de este martes transcurrió de forma respetuosa, “hizo aflorar nuevas diferencias sobre la metodología de la conversación nacional, lo que hace imposible un acuerdo en el corto plazo que contribuya a desactivar la protesta social que se vive en las calles”, publica la revista colombiana.

Al final del encuentro, los líderes de los sindicatos anunciaron que este miércoles habrá un nuevo paro. Duque les dio un saludo, lamentó la muerte de Dilan Cruz, tras ser agredido por un agente del Esmad, su polémico cuerpo antidisturbios el sábado en el centro de Bogotá.

Después, le dio la palabra a Diógenes Orjuela, el líder de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), que llegó con un pliego de 13 puntos. Orjuela los leyó, uno por uno. El primero busca que el Gobierno retire “el proyecto de ley de reforma tributaria en tránsito en el Congreso”.

En el segundo, solicita que se derogue el decreto que le dio vida al holding financiero estatal, que agrupa a nueve empresas financieras como el Banco Agrario, Findeter, Finagro, el Icetex y el Fondo Nacional del Ahorro.

En otros puntos se pide que se disuelva al Esmad y se depure a la Policía Nacional, instituciones a las que responsabilizan, entre otros excesos en el uso de la fuerza, de la muerte de Dilan Cruz, que mantiene conmocionado al país.

Los líderes del paro también exigen que el Gobierno se abstenga de tramitar la reforma pensional y laboral, y privatizar o enajenar bienes del Estado. Además, que revise los tratados de libre comercio; que se siente con Defendamos la Paz y evalúe el cumplimiento del acuerdo suscrito con las Farc; que tramite en el Congreso los proyectos anticorrupción, que derogue el impuesto para la crisis financiera de Electricaribe, entre otros.

Deja un comentario