Detienen a uno de los asesinos de la niña Yisleidi e intensifican búsqueda de «La Bestia»

Como José Joaquín Ortega Avendaño, alias «El Perro», quedo identificado el detenido, quien es uno de los siete implicados en el doloroso homicidio de una niña en la C-3 de Maracaibo.

La captura del antisocial se realizo en inmediaciones del centro comercial San Felipe, de la capital zuliana.

La misma se logró gracias al despliegue de Polimaracaibo en el centro de la ciudad tras recibir información de que el sujeto estaba en el sitio, según lo dio a conocer en sus redes el alcalde Willy Casanova, la madrugada de este viernes 22 de noviembre.

Con la captura de Ortega Avendaño para las autoridades se abren nuevas posibilidades de dar con el paradero del resto de los criminales, en especial de Jauder Fuentes Chinchilla, alias «La Bestia».

Alias «El Perro», explicaron, estaba «solicitado por el delito de femicidio agravado con agravantes genéricos y abuso sexual, según Oficio 1154-18 del Circuito Judicial Penal del estado, de fecha 13-6-18».

Su cómplice, Jauder Fuentes Chinchilla, «había constituido una red de prostitución infantil que operaba desde su ferretería Ferre Fuentes, ubicada en la Circunvalación 3», recuerda la autoridad municipal.

Fuentes Chinchilla -agrega Casanova- «es un asesino de altísima peligrosidad, se le imputan al menos 13 expedientes por asesinato».
El Eje de Homicidios del Cicpc siguió la pista de  Fuentes Chinchilla hasta Valencia, pero   su paradero sigue siendo incierto.

El director de Seguridad Ciudadana, César Garrido, destacó este viernes que «la violación sexual es un crimen que hoy amenaza la integridad de los niños, niñas adolescentes, por lo que es necesario las denuncia ciudadana para dar con el paradero de los criminales».

La noche del 29 de mayo de 2018, Yisleidy fue víctima de una mujer apodada «La Gerald» (17) — aprehendida ese mismo mes– «responsable de raptar y proveer de infantes a estos criminales para que realizaran sus atrocidades».

A la niña, de 10 años, la consiguieron muerta y parcialmente quemada en un basurero de la Zona Industrial de Maracaibo. 

Panorama

Deja un comentario