Narváez afirma que inclusión de milicianos en patrullaje de calle pone en riesgo DDHH

La escasa formación en el control de orden público de este componente compromete la seguridad de la población, dijo el coordinador de la defensa por los derechos civiles, Rafael Narváez.

Para el  abogado defensor de los Derechos Humanos (DDHH) y coordinador de la defensa por los derechos civiles, Rafael Narváez,  el anuncio realizado por Nicolás Maduro de aumentar «el patrullaje armado en las calles», incluyendo a los milicianos, pone en riesgo los DDHH en el país.  

Narváez denunció ante los medios de comunicación que “la militarizacion anunciada por el estado con la incorporación de milicianos , unidades populares de defensa integral en todas las comunidades, municipios y el ‘FAES exterminio’ activado, es un riesgo para los derechos humanos en Venezuela”.

El abogado considera como una  «locura» la entrega de 321.433 fusiles a los milicianos, tomando en cuenta su «escasa formación en el control de orden público, manifestaciones públicas y el desconocimiento del principio progresivo de los derechos humanos».

En cuanto a las unidades populares de defensa integral, el también exparlamentario señaló que sigue siendo un peligro para la ciudadanía si el Estado le permite también el uso de armas de fuegos.

«Quiero recordarle al Estado, que su obligación es garantizar y hacer respetar los derechos humanos establecidos en el art 19 de nuestra Constitución», puntualizó.

En este sentido, exigió al Ministerio Público (MP) «como garante de la legalidad y protector de los derechos humanos» evitar «la ejecución de procedimientos al margen de la ley durante este patrullaje militar».

Por último, Narváez aseveró que «este patrullaje militar no es bienvenido por la mayoría del pueblo ya que tanto los componentes militares como los cuerpos de seguridad del estado no tienen aceptación por las atrocidades y abusos cometidos en contra de los derechos humanos en el país».

Narváez afirma que inclusión de milicianos en patrullaje de calle pone en riesgo DDHH

La escasa formación en el control de orden público de este componente compromete la seguridad de la población, dice el coordinador de la defensa por los derechos civiles.

Para el  abogado defensor de los Derechos Humanos (DDHH) y coordinador de la defensa por los derechos civiles, Rafael Narváez,  el anuncio realizado por Nicolás Maduro de aumentar «el patrullaje armado en las calles», incluyendo a los milicianos, pone en riesgo los DDHH en el país.  

Narváez denunció ante los medios de comunicación que “la militarizacion anunciada por el estado con la incorporación de milicianos , unidades populares de defensa integral en todas las comunidades, municipios y el ‘FAES exterminio’ activado, es un riesgo para los derechos humanos en Venezuela”.

El abogado considera como una  «locura» la entrega de 321.433 fusiles a los milicianos, tomando en cuenta su «escasa formación en el control de orden público, manifestaciones públicas y el desconocimiento del principio progresivo de los derechos humanos».

En cuanto a las unidades populares de defensa integral, el también exparlamentario señaló que sigue siendo un peligro para la ciudadanía si el Estado le permite también el uso de armas de fuegos.

«Quiero recordarle al Estado, que su obligación es garantizar y hacer respetar los derechos humanos establecidos en el art 19 de nuestra Constitución», puntualizó.

En este sentido, exigió al Ministerio Público (MP) «como garante de la legalidad y protector de los derechos humanos» evitar «la ejecución de procedimientos al margen de la ley durante este patrullaje militar».

Por último, Narváez aseveró que «este patrullaje militar no es bienvenido por la mayoría del pueblo ya que tanto los componentes militares como los cuerpos de seguridad del estado no tienen aceptación por las atrocidades y abusos cometidos en contra de los derechos humanos en el país».

Chavistas armados patrullarán Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, informó este martes 12-N que la Milicia Bolivariana, un cuerpo conformado por civiles militantes del chavismo, será desplegada hasta el 31 de diciembre en las calles del país.

El anuncio fue hecho justo después que el líder opositor y presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, reconocido por varios países como presidente interino de Venezuela, convocara a manifestaciones contra el gobierno para el próximo sábado.

«Activemos el plan de fortalecimiento del patrullaje y la vigilancia de calle para garantizar la paz y las navidades felices de Venezuela», dijo Maduro, en una actividad con el alto mando militar venezolano, transmitida por la televisión estatal.

Según Maduro, la Milicia Bolivariana, que recibe formación militar y forma parte de la estructura de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), ya cuenta con 3.295.335 milicianos de ambos sexos y se organizan en las comunidades en las llamadas unidades populares de defensa integral (UPDI).

«Tenemos 321.433 fusiles que están siendo distribuidos por las vías seguras de la FANB para nuestros milicianos», detalló Maduro acerca del plan de patrullaje armado en las avenidas y calles del país que según explicó se realizará en dos fases: del 14 al 24 noviembre y del 25 noviembre al 31 de diciembre.

El Presidente Maduro  dijo que el plan permitirá a las milicias chavistas poner en práctica el entrenamiento recibido y acotó que este cuerpo armado «significa el fortalecimiento de la capacidad militar de nuestro país».

Deja un comentario