Inviable para empresas llevar la contabilidad en Petro

Leonardo Palacios, abogado tributarista, advirtió que, “va a ser imposible consolidar su contabilidad en Venezuela para las empresas que se rijan por marcos legales internacionales” si acatan el decreto que obliga a las personas naturales y jurídicas presentar los libros contables en Bolívares y en Petros.

Explicó que estamos ante “otra medida económica inconstitucional porque se extralimitó en los límites materiales para dictar normas extraordinarias en economía”.

Recalco que “Una cosa es el sentido tecnológico de una ley, y otra que tenga eficacia y acatamiento general en la población”.

Con esta imposición del Petro, hay violaciones al Código Orgánico Tributario y toda la legislación vigente, tal y como lo presenta el gobierno”, dijo. “Las personas naturales y jurídicas no reconocen al Petro como una moneda de intercambio internacional por lo que registrar sus actividades contables haciendo uso de este, va a ser que sea imposible consolidar la contabilidad de empresas que se rigen por marcos legales internacionales, sin contar que la OFAC no levantó las restricciones para realizar operaciones usando el criptoactivo de Maduro”.

Cree que la orden ejecutiva solo alimentará el paso de las empresas a la informalidad al tiempo que incrementará la hiperinflación en el país.

Consecomercio y CIV difieren del Decreto

El presidente de Consecomercio, Felipe Capozzolo, cuestionó el decreto y considera que la medida evidencia una dolarización de la economía nacional.

“Pueden utilizar cualquier signo o denominarlo de cualquier manera, cualquier valor índice referencial que políticamente les resulte correcto, pero al final estamos yendo al patrón dólar, y esa es la tendencia que claramente está avanzando y creemos nosotros que, de continuar de este manera va a tener una tendencia irreversible y nos va a llevar a la coexistencia de dos signos monetarios”, dijo. BSG

Por su parte el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela (CIV), Francisco López Domínguez, advirtió que el uso obligatorio del Petro para tasar y realizar operaciones inmobiliarias incrementa la incertidumbre, genera nuevas dudas y en nada resuelve la creciente informalidad que afecta al mercado.

Aclaró que si se trata con la intención de formalizar el mercado y viabilizar, “no hay problema, pero si se pone en riesgo el patrimonio sobre todo de las personas de clase media no está bien”.

También señaló que varias empresas dejan de hacer inversiones en Venezuela por la fluctuación cambiaria, aparte de los elementos estructurales de la crisis. Lo más grave, a su juicio, es la creciente informalidad en las operaciones con registros de cobros de tasas desajustadas a las normas.

Concluyó que los costos del sector construcción y las operaciones inmobiliarias están prácticamente dolarizados ante la dificultad para conseguir cabillas, cemento, arena o cualquier otro material en bolívares.

Asunto que le llevó a cuestionar el uso del Petro, porque falta esclarecer con propiedad cuál es su mercado, pues su valor de cambio es determinado por el gobierno. “No se puede especular con el patrimonio. No puedo correr el riesgo de pasar de tener algo a tener aire. En Venezuela, no existe una cultura, un conocimiento claro sobre el manejo de las criptomonedas”, apuntó.

                      

                                                                                                                  El Universal

                                                                                          

Deja un comentario