Entre ellos 6 niños. Comunidad mormona estadounidense fue asesinada en México

Al menos tres mujeres y seis niños estadounidenses de una comunidad mormona afincada en el norte de México fueron asesinados en una emboscada, probablemente víctimas de pandillas criminales en la región, ha dicho el lunes un pariente de las víctimas.

El ataque fue en un poblado situado entre los estados de Sonora y Chihuahua, al noroeste de México, según informaron los familiares de las víctimas. 

«Es una masacre», dijo Julián Lebaron, familiar de las víctimas y activista contra el crimen.

Según Lebaron, los cuerpos con balas de su primo y cuatro niños fueron encontrados por primera vez en su camión incendiado en una región cercana a la frontera con Estados Unidos.

«Mi prima Rhonita iba a buscar a su esposo al aeropuerto de Phoenix en Estados Unidos cuando los emboscaron, abrieron fuego contra la camioneta y la quemaron con sus cuatro hijos», ha afirmado Lebaron.

Los asaltantes secuestraron a otras dos mujeres y otros dos niños, que iban en otros dos vehículos, y cuyos cadáveres fueron localizados horas después. Entre cinco y seis niños más, uno de los cuales recibió un disparo y resultó herido, lograron escapar. Además, se ha denunciado la desaparición de una niña que huyó al bosque para esconderse, ha dicho LeBaron.

Cuando se le preguntó sobre los autores y las motivaciones para este sangriento ataque, Lebaron ha señalado que el área de emboscada era una «zona de guerra» donde hay narcotraficantes y bandidos de todo tipo. Las víctimas «pueden haber sido atrapadas en el fuego cruzado, o fueron atacadas por error. No lo sabemos», ha dicho Lebaron. 

También ha señalado que la comunidad mormona en esta región había sido blanco de amenazas recientemente. El hermano de Julian Lebaron, Benjamin Lebaron, quien había fundado un grupo de lucha contra el crimen llamado SOS Chihuahua, fue asesinado en 2009.

El Periódico

Deja un comentario