Huele a navidad: Y los precios del pernil no son nada accesible

En el estado Zulia con la bajada de su nicho de la Virgen Chiquinquirá se da inicio a la temporada decembrina, donde no sólo se escucha gaita, sino que también comienzan las ventas de las hallacas y otras exquisiteces gastronómicas.

La carne de cerdo es una de las más solicitadas como es el caso del corte de Pernil.

En el municipio Cabimas, al igual que otras localidades de la Costa Oriental del Lago, son pocas las carnicerías que tienen en sus vitrinas a la  venta la preciada carne blanca de cochino, en sus diferentes  presentaciones.  

Son contados los establecimientos comerciales en el mercado municipal como es el caso del Centro Cívico de Cabimas que ofrecen pernil, y quienes lo exhiben llegan a cobrar hasta 90 mil bolívares por un kilo de pierna, paleta de cerda o la falda, como también las llamadas «pistolita», un monto que representa un lujo para los consumidores cabimenses con ingresos bajos, que resignados sacan cuentas y se les hace imposible incluir este suculento alimento de la cena de navidad.

Mientras que ya,  muchas amas de casas  están pensando de qué manera pueden adquirir este producto. 

Una pierna de pernil por lo general su peso oscila por encima de los 5 kilos, lo cual representa una inversión superior a lo devengado en el sueldo mensual que se ubica en los 300 mil bolívares.

Otros también se ponen a pensar en las consecuencias y riesgos de adquirir este tipo de carne con días de anticipación  ante los recurrentes bajones eléctricos, los continuos racionamiento de seis horas o más, lo cual representa una pérdida de dinero que no están dispuestos a malgastar.

Pero a sabiendas que cuando se llega diciembre todo se ponen por las nubes, como lo señala Delia Rodríguez,  ama de casa de 56 años de edad, quien ya está ansiosa por hacer unas hallacas,  para quitarse el antojo.  

Por su parte, Migdalia Medina, acudió a una reconocida red de supermercados donde preguntaba por la codiciada carne porcina, donde los precios siempre son un poco mayor que en el mercado municipal y destacó, “tendré  que hacer sacrificios para comprar aunque sea unos dos kilitos para no perder la tradición y decidir si  hacer la pierna de pernil o preparar sus hallacas; las dos platos son imposible,  con esta inflación que se come lo poco que se gana.

Comerciantes del rubro cárnico señalan que hasta los momentos el precio estimado se ubica en los 90 mil bolívares y ello dependerá de la estabilidad de dólar, ya que el propietario del local,  ya que se adquiere la pieza del animal en divida extranjera.

«En la gran mayoría de los establecimientos tanto del Centro Cívico como en el resto de las carnicerías ubicados en la ciudad, las ventas han estado muy bajas en comparación con el año pasado. Ya mucha gente se acerca  a preguntar  por el pernil, pero salen con las manos vacías, esperamos que en diciembre mejore la demanda», destacó Samuel Mas y Rubi, carnicero del CCC.

Muchos de los propietarios de carnicerías están esperando que se aproximen más los días de diciembre para poder adquirir el producto, al igual que el resto de la población, ellos no escapan de las fallas eléctricas y de los continuos racionamientos, por lo cual ya no compren la misma cantidad de reses, además de la poca demanda es el riesgo de perder la inversión.

Sin embargo, esperan conseguir el rubro a buen precio, que les genere ganancias y puedan vender con facilidad, la meta es ofrecer el pernil a un precio bajo que haga que las ventas aumenten y dejar complacidos a los clientes.

Deja un comentario