Alto Costo: Sin flores ni velas los muertos conmemoraron su día

Comprar flores y poner velas a los muertos era una costumbre cada 2 de noviembre cuando se conmemora un día más de los fieles difuntos, pero esta fecha también ha tenido sus bajas.

El día de los Muertos o Fieles Difuntos en Cabimas aún conservan un halo de recogimientos por parte de los familiares de los difuntos, quienes visitan los cementerios para honrar sobre su tumba aquellos recuerdos que les mantienen en conexión con ellos.

Entre las actividades que realizan están: limpieza de las bóvedas y túmulos mortuorios, encendido de velones, adornar con flores las tumbas, así como llevar regalos –especialmente para los niños difuntos. Incluso algunos deudos llevan comidas y serenatas hasta las tumbas.

Sin embargo, la crisis económica del país, también ha afectado dicha conmemoración, al impedir que muchos deudos puedan adquirir un ramo de flores.  Ni naturales ni mucho menos artificiales, éstas son importadas y ya no hay reservas en el país, por lo que hoy se vio ensombrecido este tradicional recuerdo que permite de algún modo estar unido nuevamente con ese ser querido, a quienes recordamos por haber partido del plano terrenal con un gesto de amor.

Los comerciantes y vendedores del sector señalan que la tradición, poco a poco se ha ido perdiendo, motivado a los altos costos de los arreglos florales en las floristerías y que las artificiales con el problema de las divisas no resultan atractivas por sus elevados costos.  

María García, vendedora en las inmediaciones del Cementerio Municipal Santísima Trinidad, ubicado en la carretera H, parroquia San Benito de Cabimas, afirma que los precios de las flores cada día están más elevados, lo que impide que el ciudadano común las pueda  comprar.

Ya ni los paquetes más sencillos la gente se lleva, el problema de dinero en efectivo ha sido una desventaja desde hace tiempo,  para los que vendemos flores los fines de semana, ya que no contamos con punto de venta y las ventas están por el suelo, Dijo  Agustina Solórzano, vendedora informal.

José Martínez, encargado de una floristería en el sector de Miraflores señala que «nos ha tocado que adaptarnos al bolsillo del cliente. Para esta fecha era muy normal que la gente se llevará un bello arreglo para su ser querido, pero ahora optan por cortar flores silvestres que tengan en sus casas o las que ven en las vías, ya que el presupuesto apenas alcanza para comer y no es olvidar al difunto, es que son otros tiempos y la crisis aprieta”.

“Nos adaptamos al bolsillo del cliente, el costo del arreglo va a depender de lo que pueda pagar la persona, los tenemos desde 50.000 y 60.000 bolívares, una rosa sale en 15.000 y un clavel en 10.000 bolívares”

Casi nula la venta  

Josefa Martínez, tiene más de 10 años en las inmediaciones de Jardines El Rosario ,ubicado en Punta Gorda en el municipio Cabimas, y desde ese tiempo este año, ha sido el más difícil, muy pocos clientes y las ventas están muy bajas y duras, se hace una gran inversión y la ganancia no se ve. Las flores con el problema del combustible también han subido de precios en las últimas semanas.

En 25 mil bolívares están los paquetes de una rosa con su relleno de espigas.

Cree que para mañana domingo mejore las cosas, mucha gente prefiere asistir el domingo a los camposantos. “Aunque ya no es como antes, la diáspora también ha dejado a los muertos solos, son muy pocos los visitantes”resaltó Martínez.

Ni velas ni velones

 Otros dolientes acuden a los camposantos a llevarle la luz que les dará el descanso eterno y que brille para ellos la luz perpetua y para ello,  colocaban  velas o velones sobre su tumba, tradición que también se ha ido perdiendo por los elevados costos de las mismas.

Una vela pequeña oscila entre los 3 mil 500 y 5 mil bolívares, mientras que un  velón pequeño tiene un precio entre los 15 y 20 mil bolívares y el grande alcanza los 35 mil bolívares.

Algunos de los visitantes tanto en el Cementerio Municipal como en Jardines El Rosario coincidieron en señalar que no hay mejor opción que la oración y una plegaria a Dios para que reciba a sus fieles difuntos y que le dé  la paz que sus almas necesita y descansen en Paz.

Deja un comentario