Hoy recordamos el natalicio de Rafael Urdaneta: El Brillante

Rafael Urdaneta nació en La Cañada de Urdaneta, aunque fue presentado en Maracaibo (Edo Zulia) el 24 octubre de 1789. Murió en París el 23 agosto de 1845.

Hijo de Miguel Jerónimo Urdaneta Barrenechea Y Troconis y María Alejandrina Farías Jiménez de Urdaneta, Rafael estudió en Maracaibo Latín y filosofía.

A los 12 años es enviado a Bogotá con un tío, quien le da trabajo. En 1810, cuando Bogotá declara la independencia, se alista en el ejército como teniente, donde va ascendiendo hasta llegar a Teniente Coronel, en 1812. Posteriormente se une a Bolívar y tiene un significativo rol en la Campaña Admirable.

Fue probablemente el que más recorrió el territorio nacional luchando por la república. Después de numerosas acciones militares, entre las cuales destacan la retirada hacia la frontera en 1814, la toma de su ciudad natal, Maracaibo, en 1821 y la marcha hacia San Carlos, previa a la batalla de Carabobo, en la cual no pudo participar por órdenes de Bolívar, dado el grado de agotamiento de sus tropas. Sin embargo, por los servicios prestados, Bolívar pidió su ascenso a General en Jefe.

Posteriormente quiso acompañar a Simón Bolívar a la Campaña del Sur, pero esto le fue negado, ya que estimaron que su presencia era más importante en Colombia. En 1824 fue nombrado Intendente del Zulia. Luego como uno de los hombres más leales a Bolívar, en 1828, desde la secretaría de Guerra, le tocó juzgar a los asesinos de septiembre, que atentaron contra la vida del mismo.Convencido de la culpabilidad de Santander, lo condenó por no haber impedido la “conspiración contra el jefe supremo de la nación”.

Durante su gobierno intentó mantener la unidad de la República, pero fracasó en su objetivo. Por ello, Urdaneta renunció a la presidencia en favor del general Domingo Caicedo y se marcha al exilio en Curazao.

Permaneció en dicha isla hasta finales de 1832, luego se mudó a la provincia de Coro en donde se dedicó a administrar su hacienda. En 1834 se dirigió a Maracaibo con un encargo del gobierno para restablecer el orden.

Cuando estalló la Revolución de las Reformas en 1835, Urdaneta fue nuevamente convocado por el gobierno para someter a los revolucionarios, siendo designado como segundo comandante del Ejército de la República. Entre 1837 y 1839 desempeñó la secretaría de guerra, en 1841 el de gobernador de la provincia de Guayana. En 1842 participó en las ceremonias de la traída de los restos del Libertador a Caracas en su calidad de presidente de la Sociedad Bolivariana.

Volvió a ocupar la cartera de Guerra y Marina desde 1843 hasta su muerte. En 1845 partió a España con la comisión de enviado extraordinario y ministro plenipotenciario de Venezuela, para llevar a cabo las negociaciones para obtener el reconocimiento del estado venezolano por España.

Durante el viaje empezó a sentirse mal, haciendo escala en Londres donde fue sometido a un examen médico. Los doctores le indicaron la necesidad de realizarle una intervención quirúrgica pero Urdaneta prefirió aplazarla hasta haber finalizado su misión en España. Partió hacia París donde agravó su situación. Murió pocos días después el 23 de agosto de 1845. Rafael Urdaneta fue uno de los militares más b

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s