Barrio Obrero de Cabimas: 64 años de Historia, de expresión folklórica y tradicional de los zulianos

Hoy 12 de octubre, el conjunto de gaitas “Barrio Obrero de Cabimas” arriba a sus 64 años  de vida artística. Nace en una fecha emblemática para Venezuela y la América toda. En el momento que se produce el encuentro entre dos mundos, hecho producido en 1492, cuando las culturas del hemisferio oriental se encontraron por primera vez   con las del hemisferio occidental.

 El nacimiento del conjunto “Barrio Obrero de Cabimas” emula de alguna manera ese acontecimiento, ya que la gaita es unas de las derivaciones  culturales y etnomusicales más destacada de ese encuentro entre el viejo continente europeo y el nuevo mundo americano, que se enriquece más tarde con la cultura africana.

Por lo tanto, la gaita en su esencia es blanca y parda, negra y mestiza, india y española, americana y africana. Es consecuencia de la originalidad cultural, es étnica y plural, es lago y mar caribe, es resistencia cultural, es festiva y contestataría y eso es el “Barrio Obrero de Cabimas”.

Esta agrupación de gaita genuina y tradicional nace en una época difícil. En 1955 Venezuela era sumergido en un dictadura militar, con falsos valores, pero también  era una época de mucho arraigo religioso, de tradiciones y sanas diversiones, de fuertes valores morales y con un  concepto integral  de la familia, que hacen posible el nacimiento de esta agrupación gaitera orgullo de los zulianos.  

Como agrupación nace el 12 de octubre de 1955, pero sus antecedentes históricos lo ubican en 1953, cuando los aires decembrinos tomaban por asalto el hogar de la familia Prieto Romero en Puerto Escondido, en el municipio Santa Rita. Ese lugar invadido por verdaderos fanáticos de la gaita, un adolescente de 13 años, Héctor Silva, toma la iniciativa de formar un grupo de gaitas, para darle vistosidad y alegría a las reuniones familiares, por las calles del Barrio Obrero de Cabimas, urbanización fundada bajo el nombre de Rafael Urdaneta  y que por obra de la creatividad popular toma su denominación actual.  

Sus integrantes hicieron sus furros y tambores al tiempo que transformaban los ralladores de cocina en charrascas. Al principio solo cantaban gaitas que se promocionaban  por la radio y sonaban en los viejos tocadiscos de la época. La casa de Carmen Silva de Narváez, llamada por sus hijos y visitantes “mamaíta” sirve de lugar para los ensayos y parrandas del grupo y su deseo de superación alimentan su pasión por la gaita, comenzando a incursionar en concursos gaiteros  realizados en radio y televisión que contaban con el patrocinio de casas comerciales de la región.

Su apego a la tradición

Entre los fundadores del Barrio Obrero de Cabimas se encuentran Héctor Silva, Tito Alberto Delgado, Ramón Herrera, Víctor Vega, Antonio González, Alberto Silva, Lula Silva, José (Cheo) y Carmen Silva.

Su profundo apego a la gaita tradicional  y muy especialmente a la gaita de furro que se destaca por el uso de cinco   instrumentos básicos y su rechazo a la introducción de nuevos elementos  no afines a la tradición gaitera, hacen que  al Barrio Obrero de Cabimas se le considera una agrupación emblemática de la gaita tradicional.

La gaita que sale de las voces e instrumentos musicales del Barrio Obrero de Cabimas son infinitamente  temática, entre la que destaca la gaita protesta, cuyas composiciones son hechas con respeto  y que llegan al corazón del pueblo, que al identificarse con ellas las mantienen en su preferencia, como sus homenajes a personajes populares, a la virgen del Rosario, a La Chinita, entre otros.

El talento de compositores y gaiteros como Jairo Gil, Chinco Rodríguez, Bernardo Bracho, Jesús “Bambaíto” Guzmán, Tito Delgado, Alberto Silva, entre otros más, han dejado para la amplia producción gaitera del Zulia temas tales como “Sentir Zuliano”, “Dos regalos”, “Un ojo dimos”, “La pepa de Billy Queen”, “Señora de mis pensamientos”, “Cabimas la Cenicienta”, “Alerta Orinoco, Alerta”, “Bobures”, “Mía, Maracaibo, Mía”, , “Sancocho y Mojito”, entre otras, forman parte de su amplio repertorio musical. 

Por todo ello,  esta agrupación gaitera orgullo de Cabimas y de la COL, es reconocida como el conjunto de gaita más tradicional del Zulia. En 1990 fue declarado Patrimonio Cultural de los Zulianos por decreto del entonces gobernador Oswaldo Álvarez Paz. Entre los premios obtenidos figuran el “Mara de Oro” y el  “Virgilio Carruyo”. También la orden San Sebastián de Maracaibo y la Orden Antonio Borjas Romero de Santa Rita. Así como también Hijos Ilustres del estado Nueva Esparta, forman parte de esa gama de reconocimientos bien merecidos.   Felicitaciones al Barrio Obrero de Cabimas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s