Perijá: Crecida del río Kunana dejó mil familias damnificadas y siete desaparecidos

Mariluz Romero, cacique mayor del centro piloto Noné, dijo que la crecida los tomó de sorpresa cuando estaba descansando.

La crecida del río Kunana en el asentamiento indígena Toromo, socavó a comunidades en la Sierra de Perijá, del municipio Machiques, dejando  hasta el momento a unas mil familias en condiciones de damnificadas y hay siete personas desaparecidas entre niños y adultos.

Las fuertes lluvias que han caído en la cabecera del río, en la parte alta de la Sierra, proveniente de Colombia, han ocasionado el deslave que acabó con fincas y residencias de la zona que se encuentran incomunicadas por el derrumbe de puentes y carreteras que permanecen tapiadas.

El comandante del Cuerpo de Bomberos de Machiques, David Parra, calificó el evento como un desastre natural e impredecible, que no es primera vez que sucede en la subregión perijanera.

Activamos las mesas de trabajo junto con el plan técnico para cuantificar la cantidad de daños, tanto de personas lesionadas como desaparecidas, todo este tipo de información la estamos recolectando para poderla enviarla a nivel nacional, expresó la primera autoridad del cuerpo bomberil.

La alcaldesa de Machiques, Betty Sifuentes de Zuleta, llegó en el lugar para atender a las familias afectadas con utensilios de primera necesidad, junto con los cuerpos policiales que han prestado ayuda para atender este desastre natural y poder darles asistencia alimentaria y agua potable.

Mariluz Romero, cacique mayor del centro piloto Noné, dijo que la crecida los tomó de sorpresa cuando estaba descansando. Se vieron el agua dentro de la casa, no pudieron recuperar ningunos de sus bienes materiales, solicitó la ayuda de 20 niños que se quedaron sin escuela porque tienen miedo de permanecer en sus viviendas pues las lluvias continúan.

Asimismo, Protección Civil, Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia (Cpbez) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) se encuentran haciendo labores de búsqueda y asistiendo a las personas que perdieron todo.

Damnificados e Incomunicados

Otras 700 familias indígenas habrían quedado del otro lado del río, incomunicadas; dijo una habitante del sector al portal de noticias. El evento natural ocurrido en la comunidad indígena; tumbó además los puentes de hierro de las vías que comunican con otros sectores, por lo que permanecen aislados y sin señal telefónica. El desastre natural también arrasó con el cableado eléctrico de la zona.

Parra indicó que el deslave se produjo “por la gran cantidad de lluvia acaecida en la parte alta de la serranía de Perijá y que ha hecho que se desprenda parte de la sedimentación y de los cerros”. Calificó el suceso como “de gran escala, impredecible y un desastre natural”.

El funcionario dijo que se habilitó un refugio para la atención y resguardo de los damnificados. Aseguró que las primeras acciones a tomar son la recuperación de la vialidad para acceder a otras zonas perjudicadas; y facilitar el agua potable y la alimentación, además de la atención psicosocial de las comunidades.

Carlos Polanco, médico de la Sierra de Perijá, aseguró a Radio Fe y Alegría, que no han podido encontrar el cuerpo de su abuelo que fue arrastrado por la corriente. Tampoco hay pistas de los seis niños desaparecidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s