PJ: Lagunillas también es un reflejo de la violación de los DDHH denunciados por Bachalet

En el informe de presentación de la actualización para Derechos Humanos en Venezuela presentado por Michelle Bachelet durante su intervención en la 42o sesión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, allí no sólo expone el rápido deterioro de la situación económica y social del país sino que hace mención especial a la situación del Estado Zulia y el municipio Lagunillas no escapa de ello.

Elayne Pire, coordinadora municipal de Primero Justicia en la localidad, manifestó que los lagunillenses han  experimentado la violación sistemática y continuada de esos derechos humanos que garantizan el acceso a la vida digna, se  les  ha negado vivir y desarrollarnos dignamente teniendo acceso a esos derechos que son conocidos como derechos Económicos y Sociales o derechos de segunda generación.

La dirigente política manifestó, que para los  habitantes de este municipio como el resto de los zulianos en general es un duro reto vivir, con acceso precario al agua, la electricidad, servicios básicos en general,  la salud, la educación y la alimentación no se puede siquiera vivir, estos no sólo son derechos  consagrados en la Constitución del país sino que como derechos son obligaciones para el gobierno el cual se ha negado a asumir su fracaso, un fracaso que es producto de la corrupción, de la desinversión en infraestructura para el equipamiento en servicios públicos, salud y educación, y el poco compromiso que tiene con el país.

“Al Zulia lo están asesinando lentamente con torturas y crueldad; y eso es lo que en su actualización expone Michelle Bachelet, es una verdad que nadie puede evadir ni ocultar”, agregó la coordinadora municipal de PJ.

Pire resaltó, que “estamos convencidos que el país puede cambiar, y mientras más golpea el hambre más solidarios nos volvemos entre todos por eso hoy abundan iniciativas ciudadanas de asistencia para los que más sufren, sin duda cuando seamos libres el mayor de los retos será cerrar las grandes brechas entre sectores y superar la pobreza”. Ese será el momento de la política honesta, tecnificada y con verdadera vocación de servicio.

“No nos merecemos lo que hoy vivimos, pero estamos obligados a cambiar esta realidad”.

Deja un comentario