COL: Persiste escasez de agua potable en diferentes sectores a pesar del aumento de un 30 % del servicio

Cabimas, Santa Rita, Simón Bolívar y Lagunillas son los cuatro municipios de la Costa  Oriental del lago severamente afectados por los graves problemas de distribución de agua potable. El gobierno regional a través del gobernador Omar Prieto anunció el pasado  viernes 30 de agosto sobre el aumento de un 30% del servicio para la subregión.

Omar Prieto visitó el embalse de Burro Negro, y luego de inspeccionar el Centro de Distribución de Agua (Copaiba), acompañado de la ministria de Aguas; Evelyn Vásquez, y el alcalde del municipio Lagunilla, Leonidas González, informó sobre el incremento de un 30% del servicio y reiteró sobre “inversiones importantes” que realizará el Gobierno para potenciar el sistema de bombeo.

Señaló durante su inspección que “Queremos darle al pueblo de la Costa Oriental, buenas noticias. Aumentamos 30% el servicio (…) de agua potable”, escribió el gobernador a través de su cuenta de Twitter.

“Informamos que vienen inversiones importantes gracias a nuestro Pdte. @NicolasMaduro para reforzar el sistema de bombeo y la planta potabilizadora en trabajo mancomunado”, indicó.

Sin embargo, persisten los problemas en aquellas zonas altas donde aún las familias no reciben ni una gota del vital líquido y se ven en la necesidad de comprar la pipa de agua, la cual está siendo vendida a precio de dólar.

En el caso de Cabimas los habitantes del sector Ambrosio, Amparo, Amparito, La Misión, Las Malvinas manifiestan sus quejas ante este hecho, son casi dos años y nada que nos llega el agua, indicó Jaime Ortega, residente de Ambrosio.

Mientras que las zonas bajas de la ciudad, el líquido está llegando hasta dos veces por semana y hay un gran desperdicio de la misma. Persisten las tomas ilegales y los dueños de los cisternas se quieren hacer rico con la necesidad de un pueblo sediento, señaló José Luis Laguna, habitante de El Golfito.

Los planes de contingencia se han convertido en una solución política, si tienes “palanca” logras que lleven un camión a la comunidad, dijo Carlos Gonzáles habitante de La Misión.

El resto de los habitantes están a la espera de la llegada de las lluvias para poder llenar sus tanques y pipas ante el alto precio impuesto por los dueños de cisternas., Antonia Abreu es una de ellas, mantiene preparados su canales en el techo de su casa, para asegurar el agua de lluvia y llenar los tanques.

Mientras que las familias que construyeron pozos artesanales como paliativo a esta crisis, muchos de ellos se han secado, agudizando aún más el problema en la jurisdicción, aseguró Luis Covis.

En lo que respecta a Santa Rita, la situación es la misma, el agua brilla por su ausencia, todos debe recurrir a la comprar de camiones cisterna y botellones para suplir sus primeras necesidades. Santa Rita siempre queda al final de la cola y sus más de 70 mil habitantes los más afectados. Reciben  respuestas cuando deciden realizar acciones de calles, pero la represión de la Guardia Nacional y otros cuerpos de seguridad los ha mantenido tranquilo. “Estamos cansados, no aguantamos más”, destacó José Hernández, habitante de la parroquia El Mene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s