Algunos tips naturales para humectar tu piel

Si vives en un clima seco, seguro estás acostumbrada a ponerte cremas y andas de aquí para allá con el bálsamo labial. Pero hay otros aspectos que atentan contra la correcta humectación de la piel, como el frío o la exposición al sol.

En el mercado hay infinidad de productos para hidratar el cutis, pero no son la única opción. Quizás busques una alternativa más natural o más accesibles al bolsillo. Así que aquí te cuento algunas formas de hidratar la piel con ingredientes naturales, fáciles de conseguir y que te harán ahorrar dinero. 

Aceite de coco

Este aceite tiene múltiples propiedades y usos, uno de ellos es contribuir a la hidratación cutánea. Equilibra el Ph de la piel, previene arrugas y tiene acción antiinflamatoria. ¿Cómo aplicarlo? Como cualquier crema, pero usando poca cantidad: aunque es grasoso, se absorbe muy rápido.

Aloe vera

El aloe vera o sábila es uno de los remedios naturales más difundidos. Además de sus usos para la salud, también es un aliado de la estética. Tiene un fuerte efecto hidratante, trata el acné, aporta vitaminas y retrasa la aparición de arrugas.

Para su aplicación, hay varias opciones. La más simple consiste en abrir la hoja de aloe vera, retirar el gel y refrigerarlo unos minutos para luego aplicarlo directamente en el rostro; se deja actuar 15 minutos y se enjuaga.

Aguacate

El aguacate ayuda a humectar la piel. Pero aquí vale una aclaración: al ser grasosa, no es recomendable si tienes acné o piel muy grasa. Si no es tu caso, entonces mezcla un cuarto de palta con una cucharadita de aceite de oliva. Aplica en el rostro, deja actuar unos 15 minutos y enjuaga. Puedes realizar esta mascarilla una vez por semana.

Mascarilla de pepino

Las clásicas fotos de mujeres con pepinos en los ojos no son antojadizas. El pepino es efectivo para hidratar la piel y desinflamar el cutis. Debes cortar dos rodajas para los ojos y triturar el resto (con medio pepino será suficiente). No te quedará una crema muy consistente, pero no importa, igual hace efecto. Pasas el pepino triturado por tu piel, lo dejas actuar unos minutos y enjuagas.

Mascarilla de miel, avena y manzanilla

Otra opción bien fácil: coloca una cucharada de avena triturada junto con otra de té de manzanilla frío. Mezcla y luego agrega una cucharadita de miel. Te quedará una pasta. La aplicas en el rostro por 20 minutos y luego la quitas con agua tibia. Tiene acción hidratante, antiinflamatoria y reduce el acné. Es apta para todo tipo de piel.

Guioteca

Deja un comentario