Maracaibo: Localizan los cuerpos sin vida de un hombre y una mujer en un edificio en construcción

Los cadáveres de dos indigentes fueron localizados en horas de la mañana de hoy lunes 26 de agosto en el piso de 10 de un edificio en construcción ubicado en la avenida 11 con calle 68 del sector Tierra Negra, parroquia Olegario Villalobos, al norte de Maracaibo.

Los cuerpos corresponden al de una mujer y un hombre, ambos presentaban heridas múltiples en sus humanidades, al parecer causadas por un ataque con arma blanca,  estaban tendidos sobre su propia sangre.

La dama fue identificada por las autoridades como Dayana Carolina Plata, de 32 años de edad, mientras que del hombre solo se conoció que se llamaba Robert.

Personas que habitan el edificio en construcción aseguraron  que la pareja habitaba en el lugar desde hace unos seis meses, estaban en condición de indigentes. Él era un consumidor de drogas, mientras que ella trabajaba como dama de compañía en el casco central de Maracaibo. Entre ambos eran frecuentes las discusiones

En esta edificación  aun sin culminar ha sido escenario de otros hechos de sangre. Otras cinco personas han muerto de manera violenta en el mismo lugar, que ha servido de refugio para quienes viven en condición de indigencia. Quienes viven en los alrededores indican que en el lugar proliferan los vicios y actos indecentes, lamentablemente en presencia de menores de edad que también se encuentran allí.

La escena fue resguardada por efectivos del Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia (CPBEZ), hasta la llegada de los investigadores de la policía científica.

La venganza principal movil

Algunas personas cercanas  al lugar  señalaron que el domingo 25 de agosto, a eso de las 5 de la tarde, otra pareja que habitaba en el piso 5 de la edificación, se encontraba discutiendo y Robert intercedió en la pelea para que no pasara a mayores consecuencias.

Posteriormente, según los testigos, el sujeto salió del edificio y regresó en horas de la madrugada de este lunes, exigiéndole a su mujer, Dayana, que le preparara comida. «Cuando lo vimos estaba drogado, después que peleó con ella parece que se acostó a dormir porque no los escuchamos más» acotó un informante del lugar.

Poco tiempo después, los residentes afirman que vieron subir por las escaleras a dos personas desconocidas, cuyas características no lograron detallar, pero que después de eso solo escucharon un «golpe seco» (presuntamente cuando el cuerpo de la mujer cayó al piso) y no vieron más a los sospechosos.

Minutos después de un silencio sepulcral, los moradores notaron que gotas de sangre caían hasta el piso inferior y se acercaron a la habitación improvisada donde dormían las víctimas, cerrada con bloques no compactados, y para sorpresa de todos se toparon con los dos cadáveres cubiertos de sangre.

Primera Edición COL/NAD

Deja un comentario