En Cabimas. Detienen a dos jóvenes por ‘hackear’ y ‘estafar’ por redes sociales

Siguen los casos de estafas por redes sociales, así como hackeo de cuentas, y en ésta ocasión, efectivos de la Brigada contra Delitos Informáticos del CICPC de Cabimas detuvieron a dos jóvenes por estar implicados en éste tipo de crimen.

Investigadores de la Sub Delegación Cabimas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, luego de tener conocimiento de la perpetración del hecho punible realizan una serie de pesquisas técnico científicas y de investigación que conllevaron a la práctica de las aprehensiones 

Los dos ciudadanos identificados fueron Angélica María Romero Simancas, 37 años y Wilber Miguel Romero Jiménez, 24 años, quienes son integrantes de una banda de ciberdelincuentes que operan desde la ciudad de Bogotá.

El modo de operación determinado consiste en el hackeo del correo electrónico de las víctimas, y luego utilizando ingeniería en redes sociales, sustraen la lista de contactos sincronizada en dicha cuenta, con el fin de ser utilizada en la red social WhatsApp, engañando a las víctimas por diversas formas y obteniendo un provecho económico,en este caso le giraron unas instrucciones al administrador de una empresa propiedad de la víctima haciéndose pasar por este apoderándose de 5000$ americanos.

La aprehensión se suscitó en el sector R-10 de Cabimas, calle Panamá, siendo puestos los detenidos a la orden de la Fiscalía 15 del Ministerio Público de Cabimas.

4 comentarios

  • Jajaja desde cuando la.ptj tiene tiene la.brigada de delitos informaticos jajajjaa como no les pagaron la.vacuna a los del.cicpc es delito informatico jajajajajajjajaja cuerdas de basuraaaaa cicpc

  • Leonardo Neita

    Hay una estafadora que se llama DARIANNY ESTELA QUIVA SALAZAR….se dedica a pedir dólares y que se giren a una prima en Panamá con el cuento de la situación en Venezuela

  • Yo estoy hablando con la misma chica y me acaba de pedir dinero porque supuestamente no tiene para pagar la renta en Colombia! Me habla con un número de teléfono venezolano pero está en Bogotá.

Deja un comentario