Policías venezolanos celebran su día nacional

Como un merecido reconocimiento a su labor diaria de seguridad ciudadana,  desde 1944 se celebra cada 16 de julio,  el día nacional del Policía en Venezuela.

Esta celebración coincide con el día de la Virgen del Carmen, patrona del ejército, que desde los tiempos de la colonia rinden veneración específicamente desde la Guajira venezolana.

Como un oficio lleno de riesgos y temido, así podría definirse el trabajo del Policía; y es que cada día estos hombres y mujeres que integran los distintos cuerpos de seguridad se enfrentan a un sinfín de peligros.

La policía es una fuerza de seguridad encargada de mantener el orden público y resguardo de los ciudadanos. Las experiencias que viven cada día indican que no es fácil ser policía.

Sin duda, el Policía es el primer eslabón de lucha en la defensa del ciudadano, así queda registrado a través del tiempo en cuarteles y comandancias y en las diferentes sedes de los cuerpos profesionales, dedicados a la investigación y al esclarecimiento de hechos punibles.

Se trata de un gremio que no tiene descanso cuando se trata de velar por el bienestar de los demás. Esta organización hoy en día se ve afectada, por la fuga de talentos que han decidido emigrar en búsqueda de una mejor calidad de vida.

A pesar de los bajos salarios y de las limitaciones que muchos de los cuerpos policiales tienen en cuanto a unidades automotoras, chalecos, equipos de telecomunicaciones adoptadas a las nuevas tecnologías, armamentos que requieren de su renovación, los policías siguen al frente de sus funciones con todas las limitaciones que eso implica.

El funcionario policial es aquel que lo arriesga todo, detrás de ese uniforme, existe un ser humano que ha visto en esta profesión un estilo de vida, al cual se ha acostumbrado por vocación y convicción en lo que hace y para lo cual fue formado, en donde la defensa de los ciudadanos es la prioridad ante todo.

Muchas veces sacrifican su vida familiar para combatir la delincuencia desde todas sus modalidades, dejando en un segundo plano a sus seres queridos, para adquirir compromisos con otras personas que ni siquiera conocen. Mientras que las familias piden y rezan diariamente por estos uniformados y por su regreso sano y salvo de cada unas de sus obligaciones.

Es sabido que existen policías que incurren en prácticas repudiables, como la corrupción; pero también están los efectivos que a través de su vocación se ganan el pan de cada día de forma honrada. A ellos, a quienes viven su profesión con amor, pasión y vocación: ¡Feliz Día del Policía!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s