Cabimas: Vecinos de Las Tierritas protestan nuevamente por el agua

Pasan los días, las semanas, los meses y la solución al problema del agua no se le ve final, afectando considerablemente a un porcentaje de la población de la COL, como es el caso de los vecinos de Las Tierritas, parroquia Carmen Herrera , en pleno casco central de Cabimas.

En horas de la mañana de hoy lunes, mujeres, hombres, ancianos y niños salieron con sus tobos, baldes, botellones y pipas en manos como una muestra del estado de desesperación en la cual viven ante la mirada indiferente del gobierno municipal, regional y nacional en no darle respuesta  al clamor popular.

Las personas están afectadas de escabiosis y sarna y el agua de pozo también les irrita la piel.

Julio Seguiera, residente del sector manifestó, que están cansados, agobiados de vivir en estas condiciones, a las cuales se le suma las constantes fallas eléctricas, el problema del alumbrado público, la inseguridad reinante.

Para Neudys Velásquez, no conforme con todas las calamidades que a diario viven, ahora están azotados por los “hambreadores del pueblo”, quienes revenden las bombonas de gas desde 40 hasta 80 dólares según el tamaño. ”Un país rico en petróleo y las familias regresan a cocinar en leña”, esto no es progresa, esta una muestra del estado de abandono en que nos tienen”.

40 pescadores afectados

Las riberas del lago están totalmente llenas de petróleo afectando la labor de los pescadores de Las Tierritas de Cabimas.

Las Tierritas es una comunidad conformada en su gran mayoría por personas dedicadas a las labores de la pesca, Actividad que hoy está prácticamente paralizada a consecuencia de los derrames de petróleo.

Jovanny Villarroel , es una pescador de la zona, quien señaló que todos sus equipos de trabajo están dañados, desde los motores de las lanchas, como los chinchorros, lo cual imposibilita ejercer esta actividad que es el sostén económicos de las familias.

Piden que se activen las cuadrillas de limpieza por todas las riberas del lago y de este modo generar una fuente de empleo y evitar que el petróleo llegue hasta sus casa y termine de deteriorar lo poco que les queda.

Indicó, que con el problema de la gasolina, su actividad también se ha visto perjudica, ya que solo le permitan la compra de 60 litros de combustible, que no alcanza para una semana como pretender que trabajen así.

Pdvsa, ni la alcaldía ni nadie del gobierno los atiende en sus necesidades que no son recientes, vienen de años atrás, pero que se han recrudecido aun más.

Deja un comentario