Reuters. Venezolanos son reclutados por guerrilla colombiana

La crisis en Venezuela se está desbordando a través de la frontera hacia Colombia, donde grupos guerrilleros izquierdistas, paramilitares de derecha y narcotraficantes reclutan a inmigrantes para fortalecer sus filas, dijeron oficiales militares de alto nivel.

La violencia continúa en Colombia a pesar del acuerdo de paz firmado en 2016 con la desmovilizada guerrilla de las FARC para terminar con más de cinco décadas de conflicto armado.

Combatientes disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), del Ejército de Liberación Nacional (ELN), paramilitares de derecha y bandas de narcotraficantes se enfrentan entre sí y con las Fuerzas Militares por el control territorial de varias zonas estratégicas para el narcotráfico y la minería ilegal.

En un plan para sumar reclutas a sus filas, estos grupos armados buscan a los venezolanos mientras cruzan la porosa frontera de 2.219 kilómetros por pasos ilegales conocidos como trochas, según oficiales militares, funcionarios de derechos humanos y los propios inmigrantes.

Cinco comandantes militares dijeron a Reuters que hasta el 30 por ciento de combatientes de los grupos armados ilegales en la región de la frontera oriental de Colombia son venezolanos.

“El reclutamiento de venezolanos se presenta en los dos grupos, en el ELN y en las disidencias de las FARC”, dijo el coronel Arnulfo Traslaviña, comandante de la Fuerza de Tarea Quirón, una unidad que combate a los grupos armados ilegales en el departamento de Arauca, en la frontera con Venezuela.

“Las filas de los grupos armados ilegales están aumentando. Es una gran amenaza para Colombia”, aseguró el oficial.

A nivel nacional se estima que el 10 por ciento de los combatientes de las disidencias de las FARC y del ELN son venezolanos, revelaron los comandantes. Sus estimaciones se basan en información de desertores, rebeldes capturados, residentes e informantes.

Reuters no pudo verificar de forma independiente las cifras suministradas por los militares.

Deja un comentario