Punta Gorda: Vecinos enfrentan a diario las deficiencias de sus servicios públicos

Sedientos desde hace varios meses y sin respuestas oportunas padecen diariamente los habitantes del sector Punta Gorda del municipio Cabimas. La falta del agua es el mismo problema al igual que otras localidades de la jurisdicción, los camiones cisternas resultan inaccesibles al pueblo al vender la pipa de agua por encima de los 5 mil bolívares dependiendo de la forma de pago. El plan de contingencia no llegan a ninguna calle de esta comunidad.

Omaira Arteaga, residente de Punta Gorda comenta, que vivir en este sector ya es una verdadera odisea, no sólo hay problemas con el la distribución del agua, que no llega por tubería ni por ningún otro  medio, las familias salen a la calle con sus pipas y cualquier envases a esperar que pase un camión con agua, esta situación mantiene desesperadas a  las amas de casas que no pueden realizar sus labores domésticas, como tampoco se pueden enviar a los niños a las escuelas o  ir al trabajo.

Señala que hay una toma ilegal en el sector El Swicher y desde ahí las personas se surten del líquido,  pero esto incide para que al resto de la comunidad le llega el agua por tubería.  Las personas van con sus tobos, botellones, llegan en camionetas con pipas y así resuelven.  

Dentro de este sector del municipio Cabimas, también hay graves problemas con el suministro de gas doméstico y las reventas de las bombonas, por lo que se debe cocinar en leña, “hemos regresado al pasado, dentro de un gobierno que se llama revolución donde se impone es la involución”, dicen los vecinos.

En cuanto al liceo Dr. Ramón Hernández, manifestaron que la ausencia de estudiantes es más que evidente, muchos no acuden por el mismo problema del agua, otros porque no tienen comida en sus casas y dentro de la institución no funciona el comedor, así como las salas sanitarias están hechas un desastre, las aulas de clases a oscuras, sin ventilación y sin pupitres. En este centro de enseñanza no están dadas las condiciones para que los estudien se formen académicamente. A lo que se suma la ausencia de docentes que han emigrado a otros países. La matrícula estudiantil no llega no a 150 alumnos.

En lo que se refiere al sistema de salud, el ambulatorio rural de Punta Gorda también está afectado por la ausencia del agua, por lo que el servicio de laboratorio está suspendido y  depende del cronograma eléctrico, nunca hay nada de medicamentos ni insumos para  su buen funcionamiento.

Luis Torres, otro habitante de Punta Gorda,  manifestó  su preocupación  por la falta de transporte público,  han desaparecido en su totalidad las pocas unidades que trasladaban a los residentes de esta zona hasta el caco central de la ciudad. Se depende ahora solo de los carros piratas y del monto a cobrar que ellos impongan.

En el sector hay un comedor comunitario,  que tampoco está brindando la atención requerida para los beneficiarios de este programa, ni cuentan con los recursos  ni el abastecimiento necesario de alimentos para cubrir la demanda, solo están dando el plato de arroz, porque no hay otro acompañante; la proteína animal desapareció y las verduras por sus altos costos tampoco llegan.  

Los habitantes de Punta Gorda le hacen un llamado al concejal Alexander Gutiérrez, el representante ante la Cámara Municipal elegido por el pueblo pero que se olvidó de sus compromisos con la gente que votó por él. Igualmente al alcalde Pedro Duarte para que visite y camine por la comunidad y sienta lo que es vivir en total desidia, como al gobernador del Zulia, Omar Prieto.

Deja un comentario