COL : PADRES CELEBRARON SU DÍA HACIENDO COLA EN ESPERA DE LA GASOLINA

El día de los padres,  que no resulta tan bullicioso como el día de las Madres, sin embargo muchos de ellos se preparaban para celebrar con sus hijos de una pequeña velada,  con un simple sancocho, un arroz con pollo y los que más tienen posibilidades con  una parrillada  en medio de una partida de dominó.

Pero el panorama era otro muy distinto, muchos amanecieron su día,  haciendo cola con la esperanza de tanquear de combustible sus vehículos.

Pasadas las dos de la tarde del domingo,  aún muchos de estos hombres, con sus caras entristecidas, amanecidos, sudorientos, sedientos y malhumurados esperaban por la llegada de las gandolas en las diferentes estaciones de servicio de la Costa Oriental del Lago, donde su arribo era incierto.

Ya no solamente los zulianos en general,  deben someterse al inclemente sol, a la búsqueda  constante  de alimentos y medicinas, de soportar el racionamiento eléctrico, del desabastecimiento del agua, del abuso con las ventas de las bombonas del gas doméstico, sino que ahora deben pasar largas horas; dentro de sus vehículos, sentados en el suelo, buscando la sombra de un buen árbol, acostado en un chinchorro, jugando dominó para que la espera no sea pesada.

Al llegar el cisterna con la gasolina, se da inicio al alboroto de los “vivos” que a cambio de pago en dólares,  tienen colas preferenciales con la anuencia de los efectivos de la Guardia Nacional,  quienes se convierten en cómplices de todas estas acciones, olvidando cuál es el objetivo real de su presencia en las estaciones de servicio, que es para el resguardo del orden y control dentro de las mismas, indicaba molesto José Contreras, chofer de tráfico con más de 12 horas en la cola de la E/S CVP de la Avenida Intercomunal.

Por su parte, Juan Medina, usuario de la E/S Trinidad de la carretera H de Cabimas señaló,  que es imposible determinar el tiempo de espera dentro de una cola por la gasolina, a veces son dos día y las unidades de carga no llegan, es tiempo perdida, cansancio físico y mental, mientras que los únicos responsables de todo este desastre, que son los personeros del gobierno nacional;  están de brazos cruzados, disfrutando de las comodidades en su hogar, haciendo promesas que no cumplen, y la muestra un botón.  

Mientras que Alexis Hernández, quien estaba desde la tarde del sábado esperando el combustible en la E/S VP de la avenida Andrés Bello de Ambrosio, su malestar obedecía a que no solo deben aceptar las colas VIP, sino el pago en dólares que dejan por fuera la posibilidad de tanquear aquellos conductores que tienen hasta más de 24 horas de espera del cargamento y cuando llega tan solo escasamente alcanza para 100 unidades de la cola legal, porque el resto del combustible es destinado  para el comercio  que tienen los funcionarios del cuerpo castrense y que está a la vista de todo el mundo.  

En la terminal de pasajeros también se observaba la ausencia de unidades de transporte para movilizar a los pocos pasajeros y los que estaban tenían la esperanza de conseguir una unidad para trasladarse y compartir con sus padres este día.

Deja un comentario