Santa Rita: Dos años de sequía. La escasez de agua su eterno problema

Desde finales del 2017 se inició la peor crisis hídrica que afecta a más de 70 mil habitantes que residen en las cuatro parroquias del municipio Santa Rita, sin que hasta la fecha la empresa Hidrolago de respuestas definitiva a este grave problema de servicio público.  

Santa Rita municipio costeño de la Costa Oriental del Lago, rodeado de exuberantes paisajes naturales y de un inmenso lago de agua dulce; que hoy tampoco sus habitantes pueden consumir, por el estado de contaminación y presencia de la mancha negra de petróleo que rodea sus riberas.

Desde El Mene hasta la zona rural de El Guanábano, sus habitantes deben padecer por esta cruda realidad, que afecta su calidad de vida y retrasa cualquier proyecto de modernización y progreso que se quiera realizar en la zona, los planes de inversión no se dan en un ciudad donde su principal servicio público como es el agua, no llega  por tuberías y los camiones cisternas someten al pueblo a los altos precios con la venta de la pipa a 6 mil bolívares.

Los vecinos aseguraron que deben comprar camiones cisternas y pipas de agua para realizar sus labores diarias, pero esto representa para ellos un sacrificio económico que golpea el presupuesto familiar. Aquí en Santa Rita por su cercanía con el lago de Maracaibo, no se pueden perforar pozos artesanales como paliativo a la situación, el agua obtenida es muy salada no apta para el consumo humano ni para el riego.

Alenis Gerrero, primera autoridad municipal ha señalado en varias oportunidades  que la escasez del vital líquido se debe a varios factores, entre los que destacó las tomas clandestinas que existen a lo que se le suma la gran cantidad de fugas en la tubería, que traslada agua desde el embalse hasta las estaciones y que no han sido reparadas,  a pesar del conocimiento que tiene Hidrolago de esta situación. .

Según Guerrero, en la estación F-7 de Cabimas se encuentra la bomba de agua que provee de líquido a toda Santa Rita y allí ocurren estas tomas ilegales, igualmente las acciones cometidas a lo largo de la tubería de 66 pulgadas ubicada en la Lara-Zulia.

Resaltó, que de los municipios de la COL el más afectado por toda esta situación es Santa Rita, que queda de último en la cola.  Se ha dado un cronograma de bombeo que sale de la estación F-7 sin embargo los problemas persisten y ahora aún más ante las continuas fallas eléctricas que no permiten que las pocas bombas existentes trabajen con normalidad. “El agua en Santa Rita  dependen de un motor número ocho ubicado en F-7 y más son las veces que lo paran que las veces que bombean al municipio”.

Deja un comentario