Lagunillas. Barrio Venezuela, en olvido, reclama por su cancha

El Barrio  Venezuela, ubicado en la parroquia del mismo nombre en el municipio Lagunillas de la Costa Oriental del Lago; como todo sector de la subsidencia, padece de los males propios de la zona: sin agua, sin gas, sin líneas telefónicas, entre otros servicios.

Un viejo cementerio está en su recorrido, como muchos barrios del país, votaron por la revolución con la eterna promesa de recuperarlos y embellecerlos, hoy reclaman una promesa en campaña: la reparación de la cancha, o en su defecto, la reubicación total de los vecinos que aún viven allí.

Estos sectores que aún persisten en la zona de subsidencia (están por debajo del nivel del mar en zona de alto riesgo) son como pequeñas novelas de macondianas: tuvieron su origen, su bonanza con el petróleo, pero hoy se agarran para no desaparecer.

Para Junior Ocanto, dirigente del sector, barrio Venezuela tiene años esperando la reubicación “el cuento de la reubicación tiene a la gente esperando salir de aquí, no hay nada, no sirven los servicios, y aunque no apoyé al actual Alcalde, este sector apoyó en gran mayoría su elección, pero hasta ahora ni siquiera ha visitado a sus vecinos”

Ocanto prosiguió “quizás lo que la gente pide a gritos es la mejora de la cancha, sería el único sitio donde la gente puede ir, olvidarse de la realidad de los servicios, de la crisis económica, de los problemas que todos tenemos en Venezuela”

La cancha luce olvidada, sin atención, se ve que no recibe “el cariño” de una brocha desde hace mucho tiempo.

“Queremos que alguien recuerde que existimos, y aunque quedamos pocos, somos ciudadanos con derechos. Somos un pueblo olvidado” apuntó.

Deja un comentario