COL: Campos petroleros en abandono total

La desidia, la falta de orden y limpieza es lo que reina en los urbanismos  de la industria petrolera. El caos se apodera de todo.

La Costa Oriental del Lago se caracteriza por su arquitectura petrolera, como es el caso de los conjuntos residenciales, pero hoy   la falta de acción por parte de Petróleos de Venezuela afecta a los campos o urbanizaciones donde habitan los trabajadores de la compañía.

Calles rotas, desbordes de aguas negrasm dan la bienvenida a los visitantes. Mientras que dentro de las casas hay fallas en el suministro de agua,  gas doméstico y al llegar la noche la penumbra se apodera del lugar ante la falta de alumbrado público que es propicio para la acción delictiva que anda con el “moño suelto” ; porque seguridad policial tampoco hay.  

Muchas de estas familias llegaron con el boom petrolero, hoy sus descendientes habitan en estos campos que son afectados por ese cúmulo de problemas. La desidia es el huésped que llegó y se negó a abandonar la zona. Cabimas, Simón Bolívar, Lagunillas, Valmore Rodríguez y Baralt cuenta con este tipo de instalaciones  que antes eran un ejemplo de orden y limpieza.

María López, residente de Las Palmas en el municipio Simón Bolívar manifestó, que el orgullo que en otrora se sentía por vivir en estos campos petroleros quedó en el mejor de lo recuerdo en su habitantes, quienes hoy deben padecer por la falta de agua, electricidad, calles sucias y deterioradas. Ausencia policial, falta de transporte, ante la mirada indiferente de la gerencia de Pdvsa y del área de mantenimiento de la misma.

El caos se apodera de todo

Para los habitantes de estas infraestructuras que forman parte del patrimonio arquitectónico del país, la mayor dificultad radica en la falta de respuestas oportunas por parte de la gerencia de la industria petrolera encargada de reparar, reemplazar y mejorar los servicios en la zona. “El problema de la red de cloacas es el más común, la planta de tratamiento de aguas servidas que se encuentran en los diferentes sectores  han sido  desmantelada por vándalos sin oficio y PDVSA no la repara”. Tampoco se cuenta con el apoyo de las cuadrillas de los ayuntamientos municipales

Las deficiencias presentadas en los servicios públicos no sólo es para las comunidades ajenas a los campos petroleros, «aquí la situación nos golpea por igual, padecemos por la fallas eléctricas, por el agua y por el gas». Sin dejar de mencionar  la falta de mantenimiento de la vialidad y las áreas verdes, asimismo, el “total abandono” de las áreas deportivas y de recreación en los campos petroleros. Todo esto está a la vida de quienes tienen en su mano la capacidad de respuesta y atención oportuna, señalaron los vecinos.

Deja un comentario